La Junta reactivará este año tres carreteras en la provincia, entre ellas la de Santa Cruz del Comercio - Alhama de Granada

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2014_manuel_morales_17062014.jpg

     Tal y como se comprometió Manuel Morales, delegado de Fomento de la Junta, que indicó que sería entre los meses de junio y julio de 2014.

     La Consejería de Fomento y Vivienda reactivará este año tres obras en la provincia de Granada e iniciará la construcción de la nueva estación de autobuses de Motril (Granada), unas intervenciones que supondrán una inversión global de 18,3 millones de euros entre 2014 y 2015, año de finalización de todos los trabajos.

     Se trata concretamente del acondicionamiento de la A-323 (Guadahortuna-Iznalloz), en un tramo de 20 kilómetros; el de la A-334 (Baza- Huércal-Overa), en la zona localizada entre Purchena (Almería) y Caniles (Granada); y en la A-402, desde Santa Cruz del Comercio a la variante de Alhama.

     Estas intervenciones se producen en virtud de la aprobación este martes por parte del Consejo de Gobierno de una transferencia de 13,5 millones de euros de fondos Feder a actuaciones en diez carreteras de la red autonómica y a la construcción de nuevas estaciones de autobuses.

     Todas estas obras, entre las que se encuentran las previstas para Granada, requieren para su finalización 52,4 millones de euros, por lo que el resto de la financiación (39 millones) se consignará en el ejercicio 2015. Las actuaciones en carretera, consideradas prioritarias por la Consejería, se han seleccionado teniendo en cuenta su elevado nivel de ejecución, que oscila entre un 41 y un 99 por ciento, su incidencia para mejorar la seguridad vial y su alto grado de repercusión social.

     En este sentido, el delegado de Fomento y Vivienda de la Junta en Granada, Manuel Morales, ha destacado en rueda de prensa el hecho de que Granada aglutine el 40 por ciento del presupuesto de las obras que van a ser reactivadas en la comunidad, con lo que se atenderán las prioridades "más urgentes" que tiene la provincia en esta materia.

     La previsión es comenzar los trabajos este año para que puedan estar concluidos antes de que culmine 2015, teniendo en cuenta que tienen unos plazos de ejecución que oscilan entre los tres y los quince meses.

    Los trabajos

     La Consejería reactivará en la segunda mitad de este año el acondicionamiento de la A-323, con 7,2 millones de euros que permitirán actuar durante diez meses en 20 kilómetros comprendidos entre Guadahortuna y el cruce con la A-308 en el término de Iznalloz.

     Esta carretera, que se encuentra al 51 por ciento de su nivel de ejecución, acerca el municipio de Guadahortuna a la vía de alta capacidad A-44 (antigua Nacional-323), que va desde Bailén a Granada capital, mejorando la accesibilidad de esta comarca y acercándola, por el sur, al área metropolitana de Granada, y por el norte, a Jaén y a la A-4 hacia Madrid.

     La carretera, que cuenta con un presupuesto global de 15,1 millones, presenta un trazado marcado por la sucesión de tramos rectos y curvas cerradas y continuos cambios de rasante. Cuando finalicen las obras, la nueva vía contará con una plataforma de dos carriles de tres metros cada uno y arcenes de un metro, con lo que se mejorará notablemente la seguridad vial de la carretera, ha explicado el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Manuel Morales.

     Con un impulso económico de 2,5 millones de euros, también se reactivará el acondicionamiento de la A-334, entre Caniles (Granada) y Purchena (Almería). Esta obra, que se encuentra al 68 por ciento de su ejecución y donde se prevén obras de tres meses hasta su finalización, consiste en el refuerzo de firme sobre la A-334 en un total de 38 kilómetros situados entre ambas localidades. Este tramo contaba con un presupuesto global de seis millones de euros.

     La carretera tiene una media diaria de casi 7.000 vehículos, de los cuales 500 son de tráfico pesado debido a la fuerte actividad industrial de la comarca del Almanzora. Según ha destacado Manuel Morales, esta cantidad de tráfico pesado asociado a la industria del mármol ha llevado al deterioro del firme de la carretera, vía de salida hacia dos vías de gran capacidad: la A-92 de Granada a Puerto Lumbreras y la A-7 del Mediterráneo.

     Además, la Consejería que dirige Elena Cortés va a acometer otras mejoras en la carretera, como la reposición de la señalización horizontal, la sustitución de las señales verticales deterioradas, mejoras en el drenaje de la carretera y otras.

     La tercera de las carreteras donde Fomento y Vivienda actuará es la A-402, desde Santa Cruz del Comercio a la variante de Alhama de Granada, que se encuentra al 41 por ciento de su nivel de ejecución y contará con casi siete millones hasta su finalización en 2015.

     Las obras del tramo que ahora se reinician consisten en el acondicionamiento de la carretera A-402, en el subtramo comprendido entre las poblaciones de Santa Cruz del Comercio y Alhama de Granada, con una longitud de algo más de 6 kilómetros.

     Esta actuación incluye la variante de Santa Cruz del Comercio, por lo que comienza en el norte de la localidad, bordeándola por el este.

     En los dos primeros kilómetros se incluyen los enlaces norte y sur de la variante. La vía prosigue por el corredor de la carretera actual hasta Alhama de Granada. Además, a 1,3 kilómetros del inicio del acondicionamiento hay un viaducto sobre el cauce del río Alhama de 297 metros de longitud y en el kilómetro 5,5 se construirá el tercer enlace, para dar acceso a la carretera A-338 hacia Agrón y Ventas de Huelma.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.