La obras de la carretera se realizarán, pero con retraso. Alhama la más perjudicada

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2010_carretera_14012010_03.jpg

    La principal perjudicada será la carretera entre Moraleda y Alhama
    , una actuación que empezó hace una década. Son unos 30 kilómetros de antigua A-335 desde la A-92 hasta Alhama, pasando por Santa Cruz del Comercio. Se retrasarán dos de los cuatro tramos de la obra, la Variante de Moraleda Zafayona y Santa Cruz del Comercio-Variante de Alhama (Alhama-A92 Tramo 3).


     

    EL TIJERETAZO

    Variante de Moraleda. Adjudicada en 2006. 8,23 millones y 21 meses de plazo. Sufrirá una 'reprogramación' de 4,5 meses.

    Santa Cruz del Comercio-variante de Alhama.
    Adjudicada en enero de 2008. 27 meses de plazo y 11,3 millones. Tendrá un retraso de 8,17 meses.
    N-323 a Colomera. Las obras empezaron en junio de 2009. 26 meses y 12 millones. Un retraso de 8,13 meses.
    El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó ayer la 'reprogramación' de un total de 33 obras públicas previstas por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, -15 iniciadas y 18 sin iniciar-, con una inversión de 849 millones (316 y 533 millones respectivamente) y que, en ningún caso, supone "la rescisión de contratos ni la paralización de actuaciones".

    En Granada, se verán afectadas cuatro obras iniciadas y dos adjudicaciones que estaban a punto de empezar por el recorte de la Junta de Andalucía. El nuevo tijeretazo viene sólo dos semanas después de que el ministro de Fomento confirmará el recorte de 6.400 millones en infraestructuras.

    Los retrasos de la reprogramación suponen entre cuatro y ocho meses para las obras granadinas. La incognita queda ahora en las infraestructuras que ni siquiera estaban contratadas como el cierre del anillo. Otros proyectos conjuntos entre Junta y Gobierno, como pequeñas carreteras del Área Metropolitana, quedan por ver hasta que se desvele el paquete de inversiones en septiembre.

    Los recortes de la Junta no afectarán al metro, el principal desembolso de Obras Públicas en Granada en estos momentos. Por lo tanto, la mayor incidencia se producirá en carreteras, igual que en el resto de Andalucía. De los 74,41 kilómetros de carretera de la provincia en los que actúa la Junta, 23,25 se verán afectados por los recortes. La principal perjudicada será la carretera entre Moraleda y Alhama, una actuación que empezó hace una década. Son unos 30 kilómetros de antigua A-335 desde la A-92 hasta Alhama, pasando por Santa Cruz del Comercio. Se retrasarán dos de los cuatro tramos de la obra, la Variante de Moraleda Zafayona y Santa Cruz del Comercio-Variante de Alhama (Alhama-A92 Tramo 3).

    También se retrasarán las obras de acondicionamiento de la N-323 a Colomera que empezaron el verano pasado hasta mitad de 2012. El nuevo puente sobre el río Genil en Huétor Tájar también sufrirá un retraso de más de 7 meses. Las adjudicaciones pendientes frenadas por la reprogramación de la Junta son el refuerzo del firme de la A-92 en 13 kilómetros a la altura de Guadix y la obra de la GR-3425 entre Valderrubio y Pinos Puente.

    La noticia en IDEAL
    .

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.