Junta y Ayuntamiento dotan a Játar de un museo micológico y un pabellón para la práctica deportiva



El pasado martes se inauguraban oficialmente  en Játar el pabellón deportivo, la piscina municipal y el museo micológico.
Imagen superior: Autoridades junto con Antonio Trescastro, a las puertas del nuevo museo micológico.

El acto estuvo presidido por la delegada del Gobierno, María José Sánchez, el delegado de Turismo, Comercio y Deporte, Alejandro Zubeldía,  y el alcalde de la localidad Francisco J. Martín que contaron con la asistencia de  los primeros ediles de Arenas del rey, Moraleda, Zafarraya, Ventas y Algarinejo. También estuvo Antonio Trascastro, ejecutor de la exposición de setas liofilizadas del nuevo museo y el director del Centros superior de Investigaciones Científicas,  así como del director y presidente del Parque Natural y la Gerente de Turismo Sostenible del Poniente Granadino, entre otros.

Autoridades y alcaldes tras las inauguración de los nuevos espacios municipales

El núcleo urbano de Játar ha visto inaugurado el marte 15 de marzo el nuevo pabellón de deportes, en un acto que ha contado con la presencia de la delegada del Gobierno, María José Sánchez Rubio, el delegado de Turismo, Comercio y Deporte, Alejandro Zubeldía, acompañada por el alcalde del municipio, de la pedanía, así como de otras localidades de la comarca.

La nueva instalación es otra de las demandas ciudadanas que entran en servicio en esta zona. La inversión realizada para su construcción y puesta en funcionamiento ha sido superior al medio millón de euros, concretamente 546.000 euros, que han servido para dotar a este lugar de "unas instalaciones dignas para hacer realidad el deseo de muchas personas de hacer deporte, dando a su vez la posibilidad de hacer que el consistorio amplíe la oferta de servicios a la ciudadanía, con programas destinados la promoción del deporte, de la calidad de vida, dirigidos a todos los públicos".

El nuevo pabellón cuenta con una pista polideportiva cubierta de 44x25 metros, espacio deportivo que permite realizar entre otros deportes, baloncesto, tenis, balonmano, voleibol y fútbol sala. Dispone además de gradas, vestuarios y almacén.

Este nuevo espacio es fruto de un convenio de colaboración enmarcado dentro de las inversiones previstas en el Plan Director de Instalaciones Deportivas 2007-2016.

Con su entrada en funcionamiento la comarca de Alhama enriquece su oferta para la práctica del deporte.Recordar que la Junta de Andalucía ha impulsado en esta zona la construcción de instalaciones deportivas mediante subveciones que han permitido la construcción de una piscina al aire libre, en el municipio de Fornes, la instalación de césped artificial en los campos de fútbol de Alhama y Zafarraya y la instalación de la cubierta en el pabellón deportivo de Ventas de Zafarraya. La inversión en estas actuaciones superó el millón y medio de euros.

SETAS COMO RECIÉN RECOLECTADAS

 En la misma jornada se inauguró en la Villa de Játar, el Centro de Interpretación Micológico de setas liofilizadas, Mico-Játar, único en el mundo, dada las características de la muestra.

 Según informa Silvia Alguacil, este Centro de Interpretación Micológico ha sido cofinanciado con fondos de la Junta de Andalucía, Diputación de Granada, además de la colaboración de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ), centro de investigación en Ciencias Agrarias perteneciente a la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

 La muestra cuenta con setas liofilizadas mediante una técnica innovadora patentada y desarrollada en este centro de investigación. Hasta ahora las setas presentaban un factor negativo, la estacionalidad de la mayoría de las especies, que incidía en su comercialización, salvo las especies que son objeto de cultivo.

 En lo que respecta a su conservación, las setas no aguantan más allá de un par de días frescas tras su recolección, pues rápidamente entran en descomposición. No hay que olvidar que el contenido hídrico de las setas oscila entre el 80 y 90 %, lo que las hace muy sensibles a procesos de putrefacción, a lo que se añade una textura blanda muy inestable. Todo ello son factores limitantes no sólo para el consumo humano, sino que además supone un problema cuando el destino del material recolectado es su utilización divulgativa o museística, en que la meta a conseguir es el mantenimiento más o menos indefinido de los especímenes.

Nueva técnica


 Un equipo de miembros de la Estación Experimental del Zaidín han logrado superar este problema desarrollado un procedimiento de conservación de setas caracterizado por el uso conjunto de un alto vacío sobre material congelado (-30 º C). La novedad radica en la aplicación de condiciones precisas al proceso, ya que dada la labilidad del material a deshidratar, cualquier modificación en los parámetros indicados (menor vacío y mayor temperatura, sobre todo) implica la desorganización de la textura del material a conservar, aspecto esencial dado el uso en alimentación humana que tienen las setas.

 Así, gracias a esta técnica se puede disponer de setas todo el año y de cualquier clase manteniendo sus características originales, visuales y organolépticas, lo que permite su utilización con fines museísticos y divulgativos.



Publicaciones relacionadas