Romería



    Antonio "El Guindo", cautivó al personal con unas de sus mejores ollas, en una romería con menos gente de lo habitual, y en la que si no se toman medidas podrá seguir decayento al no encontrarse la gente cómoda en el recinto. (Romería 2008. Segunda y última parte).