El sosiego español

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_sosiego_1.jpg

    La forma afirmativa de la ataraxia aparecería más bien en su clásica versión española: el sosiego.

    Por María Jesús Pérez Ortiz
    Filóloga, catedrática y escritora

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_sosiego_2.jpg

     En un artículo titulado “Los nombres de la angustia” se estudia los diferentes modos de interpretarla, según se refleja en diversas denominaciones que ha recibido: angustia, congoja, tribulación, ansiedad, zozobra, desazón, desasosiego…En el primero domina la vivencia de estrechez: angustia como angostura, y de ahí opresión o falta de aire, ahogo; congoja como compresión; tribulación como la opresión ejercida activamente por algo o alguien, y padecida por el atribulado; ansiedad como la angustia permanente o duradera, en la zozobra, no hay estrechez, sino inestabilidad, fluctuación, oscilación arriba y abajo, inseguridad, incertidumbre, discordia, peligro de naufragio. Los últimos nombres, finalmente, son palabras negativas, privativas: desazón, des-asosiego: falta de sazón, inoportunidad, destiempo o contratiempo. ¿Y el desasosiego? El desasosiego es la privación o falta de sosiego; pero si el sosiego viene del verbo sosegar; parece, pues, que para tener sosiego hay que sosegarse, puesto que no es regalado. Y sosegar, de la misma raíz que sentarse, es calmar, dar asiento, firmeza, seguridad, serenidad. Entre todos los nombres de la angustia, el desasosiego es tan español, que en otras lenguas no se encuentra, salvo si fue importado de la nuestra. Es tan exacto que nos muestra que la angustia es sólo una privación, que lo propio del hombre no es ella, sino el sosiego; pero que éste, a su vez, no le es dado de balde, sino que el hombre tiene que conquistarlo y ganarlo. El hombre, aun en las situaciones más apretadas, es capaz de retraerse a sí mismo y sosegarse, acaso mediante un enérgico esfuerzo. Es siempre algo que el hombre tiene que lograr, pero cuando lo consigue no ha llegado a otra cosa, sino así mismo. Admirablemente recoge este matiz San Juan de la Cruz en la “Subida al Monte Carmelo”: “En una noche oscura/con ansias en amores inflamada, /¡oh dichosa ventura! / salí sin ser notada,/estando ya mi casa sosegada. /A oscuras, y segura/por la secreta escala disfrazada,/¡oh dichosa ventura! / a oscuras, en celada, estando ya mi casa sosegada.”

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_sosiego_3.jpg

     El comentario de San Juan es revelador: “Estando ya mi casa sosegada”, es decir, la parte sensitiva que es la casa de todos los apetitos, está sosegada ya por el vencimiento de todos ellos. Porque hasta que los apetitos no se adormezcan, no conseguirá el alma la verdadera libertad para gozar de la unión de su Amado.

     Pero el pasaje clásico que ilustra el sosiego como forma de ser española en el siglo XVII es aquel de la vida de don Francisco Manuel de Melo, el portugués español, autor de la “Historia de los movimientos, separación y guerra de Cataluña en tiempo de Felipe IV.” Melo, apenas llegado a la edad juvenil, embarca en la capitana de San Antonio, al mando del general don Manuel de Meneses, el 24 de septiembre de 1926, para marchar a Flandes. “Apenas se había separado de la costa, empezó a arreciar una tempestad que jamás había visto semejante lucha de vientos y mares. En este conflicto cerró la noche, la que pasó en confusión, votos y testamentos, sin embargo, aun no ignorando el general el sumo peligro en que se hallaba, tomó la extraña resolución de ponerse los mejores vestidos que tenía, para que, muriendo como esperaba, fuese la vistosa mortaja recomendación para una honrada sepultura. Sacó el general unos papeles que traía consigo, y abriendo uno se dirigió a don Francisco Manuel y sosegadamente le dijo: Este es un soneto de Lope de Vega, que él mismo me dio. Lo leyó, y empezó a decir su juicio de él; pero al llegar a un verso que le pareció ocioso, discurrió enseñando a nuestro autor los defectos que en él advertía; sin duda con el objeto de distraerle del peligro en que le veía.”

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_palabra_tiempo_sosiego_4.jpg

     Tal es el pasaje. Tempestad, borrasca, seguridad de naufragio y muerte probable; pero en medio del peligro, el general de la armada don Manuel de Meneses se pone sus mejores galas y sosegadamente, se dirige a Melo, con el soneto de Lope, disponiéndose a hacer crítica literaria en medio de la tempestad. Este es el sosiego español que Velázquez debió pintar.


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    Publicidad

    Final publicidad


    Una sección de María Jesús Pérez Ortiz
    Filóloga, catedrática y escritora.

     
      Contactar con María Jesús Pérez Ortiz 

    También te puede interesar de María Jesús...

    - Pregón de las fiestas de Ventas de Huelma, 27 de julio de 2017.

    > Previa   *   > Presentación.

    Feria del libro de Málaga 2018

    Los días 28 y 29 de abril de 2018, en la Feria del Libro de Málaga, María Jesús estuvo firmando ejemplares de su libro; “Antonio Montiel, el pintor del alma”, en la caseta de Arguval, su editora. Según palabras de la propia María Jesús, “Quedo muy agradecida por el cariño recibido, me he sentido muy arropada”, ya que el libro ha sido muy bien acogido. Le manifestamos desde aquí nuestra enhorabuena.
    >>> Los interesados lo puede adquirir online aquí.

     
    JUANITA REINA. Un estilo, una época

    De María Jesús Pérez Ortiz.

    Juanita Reina no era solo una tonadillera, sino una verdadera actriz dramática. Su voz, su ademán y sus dotes expresivas hicieron que la copla, la tonadilla, cobraran un lucimiento total. Todo ello estaba en los duendes de sus manos, de sus pies y de sus labios. Su garganta parecía temblar cuando subía al escenario a expresar, a sentir, cada hermosa canción. Juanita Reina incorpora al folclore español una personalidad y un estilo irrepetibles
    .
    >>> Lo puedes comprar aquí.

     
    © 2019 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.