Featured

La continuidad del arreglo de la A-402 paralizado

Algo más que una carretera. la Junta de Andalucía, no parece ver motivos suficientes para implicarse en este proyecto.

 Las carreteras, desde caminos a pie y a caballo hasta las autopistas modernas para automóviles y motocicletas, han sido siempre las arterias de un país en crecimiento. En 2023, España exportó 383.700 millones de euros en sectores como Agricultura, Alimentación, Bienes de Equipo y Automóviles. Sin embargo, gran parte del movimiento de mercancías se realiza dentro del país: en 2023 se transportaron 1.511.648 toneladas internamente, en comparación con las 90.533 toneladas exportadas, principalmente a la Unión Europea.

 Por ello, es vital contar con una red de carreteras sólida y completa. Estas vías no solo representan una oportunidad económica, sino también sociológica. Permiten el tránsito por motivos laborales y de servicios, actuando como el sistema circulatorio que puede combatir la despoblación y generar nuevas oportunidades de vida en regiones alejadas de las principales vías de comunicación.

El Caso de la Comarca de Alhama
 La Comarca de Alhama, situada en el este de la provincia de Granada y limítrofe con Málaga y la Axarquía, es un ejemplo claro de cómo una buena infraestructura vial puede revitalizar una región. A pesar de ser una zona deprimida y despoblada, muchas cooperativas agroalimentarias siguen apostando por su tierra, utilizando la A-402 para distribuir sus productos.

 La A-402 conecta Alcalá La Real (Jaén) con La Viñuela (Málaga), pasando por Alhama de Granada (Granada). Esta infraestructura tiene el potencial de abrir rutas hacia los puertos de Motril o Málaga y conectar con el Corredor del Mediterráneo, lo cual podría atraer turismo, reindustrializar la comarca y apoyar al Parque Metropolitano Industrial y Tecnológico de Escúzar.

 Más allá de su impacto económico, la A-402 presenta graves deficiencias en materia de seguridad vial. Su antigüedad la convierte en una carretera obsoleta, con numerosos puntos negros, especialmente en la zona de la Axarquía. Estas condiciones la han convertido en una de las carreteras más peligrosas de la provincia de Málaga, poniendo en riesgo la vida de sus usuarios

La inacción de la Junta de Andalucía
 Sin embargo, la Junta de Andalucía, responsable de esta infraestructura, no parece ver motivos suficientes para implicarse en este proyecto. Aunque los beneficios económicos están claros, los conservadores del Partido Popular consideran que es una inversión demasiado cara y poco rentable. Esto contrasta con las promesas electorales de la ahora alcaldesa de Granada, quien en la campaña de las Municipales de 2023 aseguró que el nuevo tramo entre Alhama de Granada y Ventas de Zafarraya era una realidad, cuando el proyecto solo necesitaba un presupuesto real para ejecutarse.

 Es importante contextualizar la desidia actual del PP con respecto a la A-402, recordando que durante los años de gobierno socialista, la carretera enfrentó desafíos considerables. La crisis del 2008, con sus recortes en infraestructuras, sumada a la bancarrota de la empresa adjudicataria, no impidió que la A-402 figurara en los presupuestos andaluces. A pesar de estas dificultades, los socialistas mantuvieron su compromiso con la región.

 En contraste, el actual gobierno de Juanma Moreno ha excluido la A-402 de los presupuestos, demostrando una preocupante falta de interés en el desarrollo de la Comarca de Alhama. Cabe destacar que los tramos ya realizados y mantenidos de la carretera fueron posibles gracias a la gestión del PSOE.

Falta de colaboración política
 El Partido Popular no ha contado con la oposición para discutir temas trascendentales. En Alhama de Granada, tras una visita a la Delegación Territorial de Granada de Fomento, donde participaron el director general de Carreteras, el delegado de Fomento en Granada y otros representantes, se excluyó a la oposición. A pesar de que la mayoría de la población pide unidad y colaboración, los conservadores han dejado de lado al PSOE de Alhama, que presentó una moción tanto en el Ayuntamiento de Alhama como en la Diputación de Granada.

 Sorprendentemente, la concejala y diputada provincial del PP, Ana Molina, votó de forma diferente en cada instancia: en Alhama votó en contra y en la Diputación a favor. Esta estrategia del Partido Popular parece diseñada para no ceder terreno ni permitir que la oposición se lleve el rédito, cuando en realidad las mejoras en infraestructura beneficiarían a toda la región.

 Mejorar la red vial, especialmente en regiones deprimidas como la Comarca de Alhama, es crucial para combatir la despoblación y crear nuevas oportunidades. Es necesario que todas las fuerzas políticas trabajen juntas para lograr estos objetivos y no permitan que intereses partidistas bloqueen el progreso.