Featured

Antonio Ramos Villarraso, reconocido por una vida dedicada al fútbol alhameño

Un merecido reconocimiento a un emblema del fútbol en Alhama, a una persona que ha dedicado toda su vida a la UD Alhameña.

 El pasado miércoles, 3 de julio de 2024, se celebró la “VI Gala juego limpio Granada” en el Teatro Municipal de Alhendín. Los organizadores fueron la Delegación de Granada de la Real Federación Andaluza de Fútbol. 

 La gala comenzó con puntualidad a las 19:00h y tras dar la bienvenida a los premiados, familiares y amigos del fútbol se expusieron las categorías que iban a ser reconocidas. 

 Los galardones eran muy variados, pero con el objetivo de reconocer a futbolistas, entrenadores, delegados y equipos su trabajo a lo largo de la temporada, su buen hacer y deportividad. A excepción de las menciones especiales que era una categoría independiente a la de la temporada ya finalizada.

 “Hemos sido pioneros en la organización de este tipo de premios y las demás delegaciones de Andalucía están siguiendo nuestros pasos”. Así lo refirió con un profundo orgullo el vicepresidente de la entidad, Borja Ortega. 

 Unos premios deslocalizados de la ciudad. Se abarcó la provincia de Granada en su totalidad y no se dejó atrás ni a la Costa Tropical, Montes Orientales o Huéscar. Desde el club más humilde hasta el que más categorías aglutina con una plantilla amplia.

 El galardón más importante fue el de “Campeón a la Deportividad”, cuyo ganador fue el club Granada Origen por su temporada de juego limpio en la que apenas ha recibido sanciones ni cartulinas. 

 En torno a las menciones especiales, Antonio Ramos Villarraso fue reconocido por su dedicación y labor en la Unión Deportiva Alhameña durante 40 años. En unas pocas palabras recogió el mensaje de lo que es el fútbol: “Que los clubs sigan luchando por esos niños” “Somos necesarios para que estos niños triunfen”

Antonio Ramos Villarraso, todo un respetable señor del fútbol alhameño

 Un merecido reconocimiento a un emblema del fútbol en Alhama, a una persona que ha dedicado toda su vida a la UD Alhameña para que cientos de jóvenes alhameños pudieran competir y representar a su pueblo por todos los campos de Granada. Un luchador al que ni siquiera el ictus que sufrió en 2009, y que lo limitó físicamente, fue capaz de poner freno a su pasión y dedicación para que no se perdiera el fútbol en nuestro pueblo.

 En 2011 el Patronato de Estudios Alhameño tuvo el acierto de reconocerlo como “Alhameño del Año” pero el pueblo de Alhama a través de sus dirigentes como representantes de éstos, nunca ha tenido el detalle de concederle una distinción que sin duda Antonio merece.

 Lastimosamente, aunque no sorprende, un acto de reconocimiento a este importante alhameño que no contó con representación municipal por parte del Equipo de Gobierno de nuestro pueblo.

Vídeo