Una bandera para toda Alhama

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_historia_bandera_alhama.jpg

    Jamás he recibido encomienda, en este orden de cosas, que más me haya honrado y satisfecho, junto con la fijación de las armas del escudo de Alhama, que el que estudiase y propusiese cual podía ser la Bandera de nuestra Alhama.


    Alhama, histórica

    Andrés García Maldonado
    "Una bandera para toda Alhama"

     Aquel anochecer de julio de 1988, en el despacho de la alcaldía, el entonces alcalde, Antonio Molina Gómez; el teniente-alcalde delegado de Cultura, Francisco Escobedo Valenzuela; el primer teniente-alcalde, Paco Cortés Guerrero, y el segundo teniente-alcalde, Salvador Fernández Pavón, siempre querido e inolvidable como "Marín", tras la exposición que les hice de cómo podía y debía ser la Bandera de Alhama, le dieron su visto bueno, y, es lo cierto, se ilusionaron por la singularidad que podía tener la misma.

     Debo decir que, sobre el modelo que, a su mejor entender -no es precisamente especialista en esto de la costura-, había preparado Mari Carmen, mi mujer, con su mejor voluntad y entender, la Bandera de Alhama ya tenía sus primeros padrinos. Fue aprobada definitivamente por el Ayuntamiento Pleno, por unanimidad y con inolvidables elogios hacia el trabajo realizado, años después, en 1993, aunque comenzó a ondear por Alhama bastante tiempo antes. Este retraso en su aprobación fue debido a que se deseó que se aprobase a la par, como así fue también por unanimidad en aquel Pleno, la fijación de las armas del Escudo Heráldico de nuestra ciudad, lo que igualmente ya tenía encomendado y entregue no mucho después, aunque siguió pasando el tiempo.

     Justo es reconocer que aquellas cuatro personas, alcalde y concejales demócratas, vinieron a destacar, sobre todo, algo que se había conseguido: el que en modo alguno la bandera significaba o pudiese interpretarse como partidaria o partidista en cualquier modo o sentido, coincidiendo todos en que era una verdadera bandera para toda Alhama. Siempre les agradecí y agradeceré aquel apoyo y ánimo y, más aún, cuando se me hacía también el encargo de la fijación de las armas del Escudo de Alhama.

     El actual alcalde de Alhama, Pepe Molina, entonces portavoz de la oposición, entre otras muestras de apoyo a las propuestas, ya en la sesión plenaria que las aprobó por unanimidad, afirmó lo siguiente, como se recoge en la correspondiente acta: "El portavoz del Grupo Popular, Sr. Molina López, reconoció también la labor desarrollada por D. Andrés García Maldonado para presentar las propuestas de Bandera y Escudo de Alhama que hoy se van a aprobar, manifestó que su grupo entiende que ambas propuestas son acertadas y respetuosas con el pasado y el presente de Alhama. Hizo referencia, igualmente, al valor de los símbolos como representación de una realidad humana y socio-política, y adelantó el voto favorable de su grupo a las propuestas presentadas".

    Concretamente, el estudio-propuesta que efectué en relación a la Bandera fue el siguiente:

    I - UNA BANDERA PARA ALHAMA

     Nace el propósito de estudiar para proponer cómo y cuál puede ser la Bandera de Alhama de la inquietud sentida durante años por muchos alhameños y manifestada por su propio actual alcalde, en el orden de dar a esta Noble y Leal Ciudad una enseña que la simbolice, represente y distinga; compartiendo con ello el democrático criterio generalizado de que toda entidad territorial, sea del orden que sea, puede y debe aspirar y ostentar unos símbolos y unos colores que, precisamente, reúnan y conjuguen la realidad histórica y humana, geográfica y social, de ese lugar, sirviendo ello como excepcional medio para aunar esfuerzos, convocar permanentemente a la mejor concordia y convivencia, recoger y hacer presente un histórico pasado y, sobre todo, ser representación constante de la ilusión y del ánimo de todos los miembros de una misma comunidad hacia el futuro.

     Tras el honroso encargo encomendado, quizás el más emotivo que ha recibido y pueda recibir a lo largo de su vida el que esto escribe, el primer e ineludible compromiso -compartido plenamente por el mismo alcalde y miembros de la Corporación a los que se expuso y esbozó las primeras ideas y posibles propuestas al respecto, en julio de 1988-, fue el de que esta bandera no podía significar, interpretarse o considerarse en modo alguno como partidaria o partidista en cualquier sentido u orden, ya fuese en el histórico, ya en el político o en el social.

     De ahí que el lógico e irrenunciable compromiso propuesto y aceptado a la vez por todos, era que tenía que ser, única y exclusivamente, la Bandera de Alhama de Granada, la de todos los alhameños.

     Partiendo en esta premisa, siempre con la mayor objetividad histórica posible y con las miras puestas en Alhama, así como en la mejor convivencia y concordia entre todos, se produce esta propuesta de bandera, esta Bandera de Alhama de Granada.

    II - UN SANO E INTELIGENTE ORGULLO

     Una bandera, por encima de toda improvisación o de lo cómodo y fácil de buscar la combinación de unos colores para que sean vistosos, debe tener un real y auténtico contenido, ha de alcanzar el máximo significado para cuantos, por aceptación, por nacimiento o por adopción, la van a hacer suya, por ser del lugar que les vio nacer o del que han elegido como propio para vivir.

     Ese alto significado se alcanza únicamente cuando logra contener y reflejar, por encima del tiempo y de toda clase de circunstancias, la realidad que le es propia al lugar que simboliza y representa. Dicho de otra forma, lo que ya ha quedado para siempre, habiendo sido en el pasado genuino y esencial a ese entorno y que ya, en su Historia, queda como algo inconfundiblemente propio que no puede ser ni modificado, ni rebatido.

     En síntesis, una bandera, como todo símbolo que se ha de aceptar y respetar, jamás imponer, debe ser por su significado e interpretación un sano e inteligente, que no meramente "patriótico", orgullo y seña para cuantos en ella identifican y sienten a su ciudad y tierra querida.

    III - DOS COLORES

     Alhama es, irrenunciable y esencialmente, fruto de dos culturas y civilizaciones: la musulmana y la cristiana, entendiendo por ello, más en concreto, la islámica-nazarí y la castellano-española.

     Otras culturas, como la romana, la visigoda, y hasta algunas prerromanas, tuvieron cierta presencia en esta tierra y hasta dejaron importantes huellas de su paso por la misma, pero, en modo alguno, equiparables a las dejadas por las dos anteriores.

     Los musulmanes dieron a Alhama hasta su propio nombre, engrandecieron este lugar e hicieron posible -lo que perduraría prácticamente hasta nuestros días- un histórico prestigio de gran ciudad de la época. Proclamaron y destacaron su situación estratégica y paisajística, y durante siglos supieron conservarla bella y atractiva.

     Siempre se sintieron orgullosos de ella, la mimaron con todo su amor, convirtiéndola en lugar elegido de todo el sur español y, cuando llegó la hora, la defendieron e intentaron recuperarla costándoles la sangre de muchos cientos de sus mejores soldados, a los hechos históricos nos atenemos.

     Así, durante siglos, los estandartes musulmanes, con su destacado color verde Omeya -como generalmente está reconocido por los historiadores especialistas en la cuestión- ondearon en la musulmana ciudad de Alhama.

     Y ondearon hasta que los cristianos, que seguían fielmente el Pendón de Castilla, en una verdadera jugada de astucia y valentía, sorprendieron a los defensores de la ciudad y se hicieron con ella, sabiendo defenderla con el mismo coraje con el que querían recuperarla las huestes del rey de Granada.

     Situándose, de este modo, el Pendón carmesí de Castilla donde hasta hacía unos momentos había estado, durante tantas decenas de años, el verde de los musulmanes granadinos.

     Durante casi medio año, desde finales de febrero a mediados de agosto de 1482, granadinos y castellanos, musulmanes y cristianos, lucharon dura y sangrientamente por Alhama, el verde y el carmesí, el carmesí y el verde, se vieron entonces dramáticamente enfrentados por un idéntico propósito: hacerse definitivamente con Alhama.

     Venció el carmesí, pero el verde dejó y para siempre, su imperecedera huella.

     Y durante siglos, el carmesí del Pendón de Castilla ondeó en Alhama, y Alhama fue también orgullo para la Corona y para los leales a Castilla. La misma reina Isabel de Castilla, como el rey Fernando en el transcurso de toda la Guerra de Granada, tuvo predilección por Alhama, llegando a manifestárselo de una forma especial, bordando para ella los históricos ternos que se ha venido diciendo, además de haber llegado hasta a empeñar sus joyas para defenderla y mantenerla, y tantísimas cosas más, comenzando por la iglesia de Santa María de la Encarnación.

     Alhama, tras su definitiva conservación por los Cristianos, se pobló de la más rancia estirpe castellana y extremeña, manteniendo el prestigio de ciudad rica de la época musulmana hasta el punto de que, en el mismo siglo XVI, redimía a la Corona censos por valor de 66.000 ducados, manteniendo con gallardía, como bien se escribió por Inocente García Carrillo, mi padre, la integridad de las treinta y siete leguas cuadradas de su jurisdicción frente a Loja, Vélez-Málaga y Almuñécar, conservando todo ello durante varias centurias, hasta el punto de alcanzar una producción anual de lana de más de mil setecientas arrobas y equipar, ya en el siglo XVIII, un escuadrón de caballos para la Guerra de Sucesión.

     De esta forma, creemos que quedaron perfecta e inequívocamente identificados los colores que más lógica y razonablemente debe tener la Bandera de Alhama: el verde y el carmesí, el carmesí y el verde.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_historia_bandera_alhama_mapa.jpg

    IV - DEL NOROESTE AL SUR

     Una vez que hemos considerado cuáles deben ser los colores de la bandera y partiendo de la evidencia de que una bandera debe atenerse, en sus medidas, a lo usual y protocolario de este tiempo -un rectángulo de tres partes de largo por dos de ancho- hemos de resolver cómo deben de situarse el verde y el carmesí en ese rectángulo.

     Igualmente, como ya hemos indicado, de modo alguno debe acudirse a la improvisación o, simplemente, buscar "a como queda más bonito", sino que ello ha de venir establecido por una razonable causa y, de ser posible, también por un importante significado.

     En el caso de Alhama, sencillamente echando un vistazo a su historia, podemos obtener una excelente significación para decidir la disposición de los colores.

     Es históricamente indudable que el período de mayor importancia y trascendencia de Alhama, a lo largo de los siglos, fue el momento en el que se veía su pérdida por los musulmanes y su conquista por Castilla, para los cristianos. Más exactamente, todo lo sucedido entre febrero y agosto de 1482 y, concretamente, entre finales de febrero y los primeros días de marzo.

     La toma de Alhama, cruzando y partiendo lo que era el territorio del Reino de Granada en diagonal, desde su noroeste hasta su propio corazón, alcanzándose una fortaleza y ciudad muy apreciada y cercana a la capital del reino, supuso un acontecimiento que tuvo una enorme repercusión histórica, proyectándose y trascendiendo tanto hacia todo el mundo cristiano, como hacia el musulmán.

     Relacionemos varios hechos que ponen bien en evidencia lo que afirmamos, y que, además, jamás ha sido históricamente discutidos:

    - Es con la toma de Alhama, cuando los reyes de Castilla adoptan la firme decisión, y así lo hacen saber por vez primera, como documentalmente está demostrado, de conquistar todo el reino de Granada, lo que tendría consecuencias históricas trascendentales la Historia de España, así como de relevante importancia en la Historia Universal.

    - Es, para hacer posible la empresa de Alhama, cuando los nobles andaluces, enfrascados hasta entonces en sangrientas contiendas de banderías, superan y se olvidan de sus rencores acumulados y se unen, decidida y decisivamente, para luchar contra los granadinos.

    - Toda la Andalucía cristiana se concentró y unió para tomar Alhama y después, una y otra vez, tanto para defenderla como para abastecerla; al mismo tiempo que toda la Andalucía musulmana, la del reino de Granada, se movilizó igualmente una y otra vez para recuperarla. Así, cientos de personas, musulmanes y cristianos, cristianos y musulmanes, murieron en y junto a Alhama y, en ambos casos, por hacerse con ella.

    - Tanto el Rey de Granada como el de Castilla acudieron repetidas veces, al frente de sus tropas, bien para recuperarla, bien para socorrerla, poniendo de manifiesto la enorme importancia que para ambos reinos tenía Alhama, no tan sólo porque fuese una ciudad rica y de gran comercio, sino, y sobre todo, porque en ello, como así sucedió, podría estar el principio del fin del reino de Granada y, con ello, la consecución de la unidad de España para los cristianos.

    - La constante repetición de esa marcha en diagonal del noroeste al corazón del reino, de Sevilla a Alhama, para socorrer, unas veces, y para abastecer, en otras, a la ciudad llegó a considerarse durante siglos como algo históricamente singular, "meter las recuas de las expediciones de abastecimiento en Alhama fue entonces tan difícil y tan benemérito como luego poner una pica en Flandes", se escribiría y comentaría por reconocidos historiadores; así como que fue la toma de Alhama "un suceso famoso, sin par en todo el mundo conocido de la época".

     Y así hubo de ser, noticias sobradas hay de las fiestas y celebraciones que se organizaron en toda España por la toma de Alhama, así como la gran alegría con que fue recibida la noticia en las cortes de toda Europa, y el dolor y amargura con que lo fue en el mundo musulmán, la leyenda poética, que supo embellecer a placer esta sorpresa de la toma de Alhama, nos lo ha dejado bien patente.

     Por lo tanto, es evidente que la obligada y más acertada distribución de colores debe de ser: sobre campo verde -el reino de Granada- la penetración en diagonal del Noroeste al Sur del carmesí -la histórica entrada y sorpresa por las tropas andaluzas de Castilla al reino de Granada-.

    V - CARMESI ENTRE VERDES

     Como antes decíamos, insistimos, no sólo se trata de elegir unos colores y disponerlos, sino que ha de conseguirse que tengan pleno significado para todos. Por ello, debemos también tener presente la historia reciente de nuestra región, así como el encuadre de la realidad presente y futura de Alhama en este entorno autonómico.

     Alhama sintió también la inquietud de que el conjunto de Andalucía hiciese valer su realidad ante el centralismo, lo que ha puesto de manifiesto, a lo largo de estos últimos setenta años, en distintos e importantes momentos, muy especialmente en la primavera de 1936, con su decidido apoyo al Estatuto que se preparaba para Andalucía.

     En este sentido creemos que es el color verde el que, otra vez, más simboliza nuestra Andalucía, la de todos sin ninguna clase de exclusiones. Por ello, y engarzando así toda nuestra historia alhameña conocida con el futuro que nos llega cada día, la proporción de los colores en la Bandera de Alhama debe ser exactamente la siguiente: doble de verde -pasado musulmán e inquietud regional de estas últimas décadas- por uno de carmesí -toma de Alhama y siglos posteriores-.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_historia_escudo_alhama_x10.jpg

    VI - EL ESCUDO

     La Bandera de Alhama, en su mismo centro, sobre el ancho de la franja carmesí, en la proporción que corresponda, llevará el Escudo de Armas de la Ciudad, siendo éste el mismo que, en su día, tras el estudio y aprobación de la correspondiente Memoria-propuesta por parte del Excmo. Ayuntamiento Pleno, quede definitivamente aprobado con sus correspondientes esmaltes y elementos internos y externos.

     Concretamente en estas mismas fechas -estábamos en 1991-, ha quedado concluida la Memoria-propuesta que se nos solicitó por medio del mismo alcalde, para que se lleve a cabo la fijación de las armas de nuestra Noble y Leal Ciudad. (Más información sobre el escudo pulsando aquí)

    VII - TODA ALHAMA

     En síntesis, combinándose los dos colores propuestos, verde y carmesí, junto con el Escudo, se aúna toda Alhama y su historia, su pasado y su presente, para, con el mayor respeto a cuantos a lo largo de los siglos nos precedieron manifestando su amor a esta tierra, afrontar, con el mejor espíritu de permanente concordia y convivencia entre todos los alhameños, el futuro de nuestra tierra, que ha de ser siempre de progreso y prosperidad para todos, para la ciudad y para sus habitantes.



    COMO SE NOS SOLICITAN LIBROS Y PUBLICACIONES SOBRE LOS TEMAS QUE VAMOS TRATANDO, OFRECEMOS LA SIGUIENTE SÍNTESIS BIBLIOGRÁFCA BÁSICA SOBRE EL TEMA EXPUESTO
    - CARRIAZO ARROQUIA, Juan de la Mata: "Historia de la Guerra de Granada", en "Historia de España" dirigida por Ramón Menéndez Pidal, Tomo XVII, Volumen I, Espasa Calpe, S.A., 1978.
    - GARCÍA CARRILLO, Inocente: "Alhama vista por un extranjero", Granada, 1951.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Alhama de Granada, Tierra de Belleza e Historia", segunda edición, Ayuntamiento de Alhama de Granada, 1994. -GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Alhama Histórica-Hojas de Historia de Alhama", revistas correspondientes a los años1997 y 1998, Sagama Ediciones, Málaga, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Alhama, Histórica", Ayuntamiento de Alhama de Granada, Alhama, 1967.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Andrés Navagero: Alhama, donde hay hermosísimos y saludables baños, "Alhama Comarcal", Alhama de Granada, 1994.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Artigis en la cartografía de los siglos XV y XVII" Alhama Comarcal, Alhama de Granada, 1993.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Cervantes, los romances y Alhama", colección "Camino de los Ángeles-Alhama para siempre", Alhama de Granada, 2005.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Cuando Boabdil quiso Alhama para rendir Granada", Publicación Anual del Patronato de Estudios Alhameños, Alhama de Granada, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Diego de Merlo, primer alcaide de Alhama", Alhama Histórica-Hojas de Historia Alhameña, nº 5, abril, 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Don Rodrigo Ponce de León y Alhama", Alhama Histórica-Hojas de Historia Alhameña, nº 4, marzo, 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El ejemplo del duque de Medina Sidonia", Alhama Histórica-Hojas de Historia Alhameña", nº 15, Rincón de la Victoria, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El reino nazarí, Alhama y la guerra de Granada", Centro Cultural Azahara, Málaga, 1996.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés. "El reino nazarí y Málaga", Diputación Provincial, Málaga, 1985.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El último alcaide musulmán de Alhama", Alhama-Histórica-Hojas de Historia Alhameña, nº 7, junio 1998.
    - GARCIA MALDONADO, Andrés: "La bandera oficial y el escudo heráldico de la ciudad de Alhama de Granada", Ayuntamiento, Alhama, 1994.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: “Informe en defensa de la realidad histórica de que el escudo de la ciudad de Alhama de Granada debe de ser timbrado con corona real abierta”, Ayuntamiento, Alhama de Granada, julio 1997.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Isabel la Católica y Alhama", Ayuntamiento de Alhama, Málaga, 2004.
    - GARCÍA MALDONADIO, Andrés: "Informe de la Real Academia de Córdoba y el escudo de Alhama de Granada”, Publicación del Patronato de Estudios Alhameños, 1996.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "La bandera y el Escudo de la Ciudad de Alhama", Colección “Camino de los Ángeles-Alhama para siempre”, Málaga, 2009.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Breve historia de la Comarca de Alhama (I)". Alhama Histórica-Hojas de Historia Alhameña, Rincón de la Victoria, junio de 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Breve historia de la Comarca de Alhama (II)". Alhama Histórica-Hojas de Historia Alhameña, Rincón de la Victoria. julio de 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "La bandera de Jayena y su escudo", Ayuntamiento de Jayena, 2004.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés. "El escudo y la bandera de Arenas del Rey", Ayuntamiento de Arenas del Rey, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés. "El escudo y la bandera de Santa Cruz del Comercio", Diputación Provincial de Granada, Granada, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El escudo y la bandera de Zafarraya", Ayuntamiento de Zafarraya, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El cambio de denominación del Hospital Viejo por Hospital de la Reina". Hojas de Historia Alhameña. Rincón de la Victoria, julio de 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El escudo de armas de Alhama no tuvo flecha alguna", Hojas de Historia Alhameña, Rincón de la Victoria, mayo de 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: “El escudo heráldico de la ciudad de Alhama de Granada", programa de septiembre, Alhama 1993.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El Hospital de la Reina, reconocimiento histórico, logro y convocatoria". Publicación Patronato de Alhama, 1996.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "El Hospital de la Reina, una recuperación singular en nuestra historia". Alhama Comarcal. Alhama, mayo 1995.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Los baños de Alhama y la Apología de Fernando de Vergara”, Edición Alhama Comunicación y Balnearios de Alhama de Granada, Málaga, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Fernando de Vergara y su Apología de los Baños de Alhama". Alhama Histórica-Hojas de Historia Alhameña. Rincón de la Victoria, marzo de 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Tres asedios, tres resistencias, tres socorros, tres escalas". Alhama Comarcal. Alhama, marzo 1993.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Una bandera y un escudo de y para toda Alhama". Alhama Comarcal. Alhama, diciembre 1993.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Una dedicatoria de Fernando de Vergara a Alhama". Hojas de Historia Alhameña. Rincón de la Victoria, septiembre de 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Isabel la Católica y Alhama: De un hecho feudal a una cuestión de Estado", Caballeros de la Hispanidad, Medina del Campo, 2001.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "La comarca de Alhama, pueblo a pueblo", Mancomunidad de Municipios de la comarca de Alhama, Málaga, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "La guerra de Granada o el fin del poder del Islam en la Península Ibérica", Centro Cultural Cordobés, Málaga, 1996.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "La visión histórica-legendaria de Alhama en los viajeros extranjeros de los siglos XV y XVI", Alhama Histórica-Hojas de Historia de Alhama, nº 16, Rincón de la Victoria, marzo de 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés. "Los baños y la mujer a finales de la edad Media, contraste de dos culturas", Faculta de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga, prueba de suficiencia investigadora tesis doctoral en Historia, Málaga, 2002.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Los cronistas del tiempo de los Reyes Católicos y la conquista de Alhama", Alhama Historia-Hojas de Historia Alhameña, nº 19, Rincón de la Victoria, 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Los personajes de los romances fronterizos", Concejalía de Cultura, Ayuntamiento de Alhama, 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Los romances fronterizos y Alhama en los siglos XV y XVl", Concejalía de Cultura, Ayuntamiento de Alhama", 1999.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés: "Los romances y Alhama", Concejalía de Cultura, Ayuntamiento de Alhama, 1997.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés; "Milenios de Historia para la Alhama del 2000", Revisión de las Normas Urbanísticas de Alhama, Estudio histórico, 1998.
    - GARCÍA MALDONADO, Andrés y GILA MEDINA, Lázaro, con colección fotográfica de ARENAS MAESTRE, Antonio: “Alhama, los Reyes Católicos y Santa María de la Encarnación”, Excmo. Ayuntamiento, Alhama de Granada, 2007.
    - GILA MEDINA, Lázaro: "Alhama de Granada, Patrimonio Artístico y Urbano", Ayuntamiento de Alhama, Alhama de Granada
    - LÓPEZ GUZMÁM, Rafael. "La iglesia de Nuestra señora de la Encarnación y el Hospital de la Reina", Patronato Estudios Alhameños, 1993.



    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    Escribir un comentario
    Aquí pueden comentar los usuarios que no deseen utilizar las redes sociales.


    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.