Los Bermejales: la 'playa interior' de las comarcas de Alhama y el Temple

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_embarcadero_bermejales_01.jpg 
     
     Los usuarios de este embalse como lugar de baño son fundamentalmente extranjeros, junto a malagueños, almerienses y lojeños.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_embarcadero_bermejales_02.jpg

    Situado a escasa media hora de la capital, el embalse de los Bermejales tiene un atractivo especial en estos días de canícula. Posiblemente sea uno de los pantanos granadinos cuyas orillas ofrecen un mejor y fácil acceso en ambas orillas con vehículo o a pie. Por eso, no es extraño que durante décadas haya sido la 'playa' favorita de los habitantes de las Comarcas de Alhama y el Temple que se acercaban, especialmente los domingos a mitigar el calor en sus aguas. Hablamos en pasado por que el domingo, la pareja que actualmente regenta el chiringuito, Toni Soñiora e Inma Morente, nos contaba que los usuarios actuales son fundamentalmente extranjeros que viven o pasan sus vacaciones en cortijos de la zona, bastantes malagueños y almerienses y también lojeños.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_embarcadero_bermejales_05.jpg
     
    Un embalse que en días claros presenta un increíble color azul turquesa y que, en otras ocasiones, especialmente por las mañanas, su superficie se transforma en un precioso espejo que refleja las cumbres y sierras circundantes. Otro de los atractivos es la posibilidad de contemplar el dolmen de galería próximo a la carretera que une los Bermejales con Fornes y Jayena que fue descubierto por casualidad en una bajada del nivel de las aguas en 1964. Para evitar que volviese a quedar sepultado fue trasladado a su actual ubicación. Se trata de un sepulcro de galería de 9 metros de longitud por 1,25 m de ancho rodeado de un círculo de piedras de 20 m de diámetro. La parte superior se cubre con una masa de tierra a modo de cerro o colina artificial. Consta de patio de entrada, corredor y cámara. En su entorno el Ayuntamiento de Arenas del Rey montó media docena de mesas para las familias que deseen disfrutar de las templadas aguas del embalse.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_embarcadero_bermejales_03.jpg
     
    La otra zona de baño preferida -y también más segura-, es la próxima al embarcadero, localizado frente al chiringuito que ofrece la posibilidad de pegarse un chapuzón y de alquilar durante unas horas seis kayak dobles y otras dos individuales, además de cuatro hidropedales. Otra opción es la de aprender a manejar el paddle surf asesorados por Juan López quien a través de su empresa de turismo activo ofrece la práctica de otros deportes como barranquismo, escalada, senderismo, rutas en bici, piragüismo, ... Los amantes del senderismo tienen la posibilidad de disfrutar de dos rutas, por un lado la perimetral de los Bermejales con punto de salida desde la ermita de San Isidro, a la entrada de Arenas del Rey que discurre a la sombra de los pinos, o la espectacular de los Tajos de Cacín. A escasos 20 minutos también existe la posibilidad de tomar unos relajantes baños en las pozas termales del Balneario de Alhama.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_embarcadero_bermejales_06.jpg
     
    Este embalse de 103 hectómetros cúbicos de capacidad que en estos días se encuentra a la mitad (50,82 hm3) fue proyectado a principios del siglo XX, pero varias circunstancias –inundación y guerra civil, principalmente- hicieron que no se concluyese hasta 1944, entrando en servicio diez años más tarde y siendo inaugurado por el general Franco el 29 de abril de 1961. Recibe las aguas de los ríos Añales, Játar, Cacín y Granada, a los que, a finales de los años 60, se les sumó el río Alhama, gracias a la construcción de un túnel de 11 kilómetros. En sus orillas se encuentra el camping del mismo nombre que cuenta con zona de acampada y bungalows y una amplia gama de servicios desde alquiler de bicicletas, campo de fútbol, talleres de animación infantil, campo multideporte, bar-restaurante con terraza y el ya mencionado chiringuito donde tomar una cerveza fresquita, tinto de verano y así como helados y todo tipo de refrescos. Está abierto desde la pasada Semana Santa hasta la primera semana de septiembre.
     
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_embarcadero_bermejales_04.jpg
     
    Según nos indica Toni, los domingos por la mañana ofrecen una 'hora feliz' (dos por uno) en el alquiler de las embarcaciones y precios especiales para grupos. Por su parte, Inma nos enseña el espacio habilitado para la desinfección de las canoas de las larvas del mejillón cebra para lo que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, instalaba en el embalse de Los Bermejales la segunda estación móvil. «A quienes hacen uso de ella se les entrega un recibo a modo de certificado» aclara al tiempo que recomienda a los usuarios lavar el bañador a una temperatura superior a 60 grados. Entre las experiencias vividas recientemente por parte de los usuarios de sus embarcaciones ha estado la contemplación de las lágrimas de San Lorenzo, gracias a la poca contaminación lumínica del paraje. Ya en el poblado, junto al campamento scouts, se encuentra el Restaurante El Cruce donde poder desayunar y almorzar. Se recomienda un paseo hasta su bello mirador del Cañón del Cacín que parte desde la puerta de la iglesia de la Inmaculada.
     
     

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.