Varias notas de la Consejería de Educación

    Publicidad

    Final publicidad

    Sobre adaptación del curso escolar, solicitud de ayudas de las escuelas infantiles y medidas a desarrollar por Educación.

    Educación adapta el final del curso escolar a la situación excepcional y garantiza la seguridad jurídica

    Con la participación del conjunto de la comunidad educativa, las instrucciones que la Consejería ha enviado a los centros permiten continuar la actividad docente en el contexto actual combinando flexibilidad y rigor en la práctica educativa.

     La Consejería de Educación y Deporte ha enviado unas instrucciones para adaptar el final del curso 2019-20 a la situación excepcional provocada por el cierre de los centros educativos a partir de la declaración del estado de alarma por el Covid-19, incorporando las consideraciones más relevantes y repetidas que han aportado los representantes de la comunidad educativa, tras mantener una comunicación activa y fluida en el proceso de elaboración.

     Estas instrucciones persiguen el objetivo de aportar seguridad jurídica y claridad, remitiendo al marco normativo vigente tanto para la promoción como para la titulación, aplicándolo con la flexibilidad en la evaluación que las circunstancias excepcionales de este curso requiere.

     En este tercer trimestre, los docentes podrán adaptar contenidos y ajustarse a las necesidades y circunstancias de sus alumnos, de tal manera que podrán avanzar materia o dedicar este periodo a reforzar o recuperar el trabajo desarrollado en la parte del curso que ha tenido lugar de forma presencial. 

     La evaluación final del curso tendrá en cuenta sobre todo los dos primeros trimestres, dado su carácter presencial, mientras que el trabajo llevado a cabo en el tercero, por las circunstancias diferentes del alumnado a la hora de afrontar el proceso de enseñanza aprendizaje, servirá para aportar un valor añadido.


    Más de 100 escuelas infantiles de la provincia de Granada solicitan las ayudas de la Junta por el COVID-19

    A falta de cinco días para la finalización del plazo, el volumen de solicitudes presentadas supone el 62% de los centros que forman parte del programa de ayudas

     La Consejería de Educación y Deporte, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), ha recibido 107 solicitudes de Escuelas Infantiles y Centros de Educación Infantil para acogerse a la convocatoria de subvenciones impulsadas por el Gobierno Andaluz, a través del decreto-ley 4/2020, para mantener la red de centros adheridos al programa de ayuda a las familias para el fomento de la escolarización en el primer ciclo 0-3, en el marco de las medidas implementadas para paliar los efectos del cierre de los centros educativos por el Covid-19. Estas subvenciones están condicionadas al mantenimiento de los puestos de trabajo.

     A falta de cinco días para que concluya el plazo de presentación, el volumen de centros que ya han presentado solicitudes alcanza el 62% del total de centros que forman parte del programa de ayudas, 172. De las 107 solicitudes recibidas desde Granada, (1.286 en el conjunto del territorio andaluz), ya han sido aceptadas 87, mientras que el resto están pendientes de subsanación.

     Esta medida ha implicado una modificación normativa que ha permitido que las subvenciones destinadas a las familias por parte de la Junta de Andalucía pasen a las empresas en este periodo de suspensión de actividad como consecuencia del decreto de estado de alarma. El procedimiento y la convocatoria se llevaron a cabo en un plazo de 15 días, cuando el habitual para este tipo de subvenciones es de seis meses.

     La cantidad destinada por la Consejería al conjunto de las subvenciones es de más de 15 millones mensuales, que corresponde al montante total destinado a este sector antes del cierre de los centros educativos.

     La cuantía por alumno subvencionada es de 180,20 euros, lo que supone un 86,2% del coste de la atención socioeducativa, que es de 209 euros por alumno.


    Imbroda subraya la labor “insustituible” del profesorado también en el futuro tecnológico

    El consejero ha informado en la Diputación Permanente de las actuaciones y medidas desarrolladas por su departamento durante la pandemia

     El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha asegurado que las instrucciones para regular el final del curso permitirán que se desarrolle y evalúe el tercer trimestre “con criterio, rigor, con la máxima coordinación y sentido común”. Imbroda ha afirmado además, que son unas instrucciones, fruto de la transparencia y de la participación, que intentan dar respuestas y aportar claridad a dudas de docentes, equipos directivos, familias y alumnado.

     Durante su intervención en la Diputación Permanente del Parlamento, el consejero ha destacado los principios básicos recogidos en la norma como evitar que algún alumno pueda quedarse atrás como consecuencia de la crisis provocada por el virus COVID -19, flexibilizar los contenidos y programaciones sin que supongan una carga burocrática para los docentes y, sobre todo, ha hecho hincapié en que no habrá aprobado general en Andalucía porque “sería injusto y supondría un menosprecio al esfuerzo”. Todo ello, ha expresado Imbroda “con un escrupuloso respeto a la autonomía de los centros y a su capacidad de adaptarse al contexto de su alumnado, y también a la normativa vigente”.

     Igualmente, el titular de Educación y Deporte ha informado de otras actuaciones que se están desarrollando durante esta pandemia con la finalidad principal de que la educación del alumnado andaluz “se resienta lo menos posible”. Así, en su intervención ha detallado medidas de atención al alumnado con necesidades educativas y sociales, tecnológicas y formativas, para paliar la brecha digital y para apoyar el mantenimiento del empleo en el sector educativo.

     Respecto al alumnado con necesidades educativas y sociales, el consejero ha avanzado que ya se está trabajando en el Plan de Refuerzo Estival previsto para el mes de julio en función de las indicaciones de las autoridades sanitarias. Así, ha subrayado que “es un plan en el que creo, que siempre he defendido y que este año alcanza mayor interés aún, dadas las circunstancias en las que se está desarrollando parte del curso” y ha recalcado que “el plan no parece tan mala idea porque lo han propuesto como programa necesario la propia ministra de Educación y consejeros de distintas comunidades autónomas, en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación”. Asimismo, la Consejería de Educación, en coordinación con la de Igualdad, garantiza las tres comidas diarias a más de 30.000 niños y niñas. En principio eran 18.000 escolares beneficiarios del Plan Syga más los que se han incorporado a petición de los servicios sociales.

    Medidas tecnológicas

     Sobre las actuaciones para paliar la brecha digital, la Consejería ha solicitado a los centros que se trabaje en un listado de alumnos con dificultades para seguir el proceso enseñanza aprendizaje, de manera que se le puedan diseñar medidas alternativas y personalizadas para su recuperación; se facilitarán más de 7.600 tablets para que los estudiantes puedan continuar con su formación online y se ha puesto en marcha el programa "El cole en casa con La Banda", confeccionado por docentes y técnicos de la Consejería y de la RTVA, que se emite de lunes a viernes en Canal Sur Televisión desde el pasado lunes 20 de abril.

     En cuanto a las medidas tecnológicas puestas en marcha desde el cierre de los centros se han reforzado con el incremento en 500% el ancho de la banda de iPasen, en un 400% la capacidad de los servidores del blog Averroes para contenidos digitales y se ha multiplicado la capacidad para garantizar el acceso a las plataformas y aplicaciones de la Consejería, con picos de 280%más de usuarios. Actualmente ya utilizan la plataforma Moodle Centros casi 140.000 profesores y más de un millón de alumnos y el espacio web eAprendizaje, lleva registradas desde su puesta en funcionamiento más de 86.000 visitas de profesores, alumnos y familias que acuden en busca de recursos digitales de las distintas etapas. Además, se están formando más de 32.000 docentes específicamente en el uso de la plataforma MoodleCentros y otros 15.000 en otros cursos convocados de manera extraordinaria.

     El consejero también se ha referido a que la labor del profesorado no puede suplirla ninguna tecnología. De esta manera, la Consejería decidió sustituir las bajas del profesorado a la vuelta de la Semana Santa de forma que se están cubriendo todas las plazas que los directores de los centros van demandando, en total 249 puestos adjudicados.

     El consejero también ha informado de las iniciativas para para apoyar el mantenimiento de empleo en el sector educativo. Así, ha explicado que al poder adelantar a las empresas que prestan servicios a la Junta parte de la indemnización que pudiera corresponderles por la suspensión de los contratos con la condición de que mantengan sus plantillas ha permitido que miles de personas que trabajan en comedores, en aulas matinales o bien como Intérpretes de Lenguaje de Signos o Técnicos de Integración Social, puedan mantener sus empleos, pese a que los centros están cerrados.

     En el caso de las Escuelas Infantiles Javier Imbroda ha asegurado que cada escuela recibirá una subvención de 180,20 euros por cada niño sujeto al programa de ayudas, y se pagará durante todo el tiempo que dure el estado de alarma. “Esta cantidad significa que le estamos pagando a las escuelas el 86,2 % de lo que le pagamos por la atención socioeducativa, cuando tienen sus centros abiertos”, ha dicho.

     Por otra parte, el consejero ha destacado “la profesionalidad, esfuerzo y capacidad de respuesta que los docentes han demostrado desde el minuto uno y, que junto con el alumnado y las familias están haciendo que el proceso enseñanza aprendizaje, por lo general y con limitaciones, esté siendo posible en Andalucía, a pesar de las dificultades y de la excepcionalidad de la situación”.

     Igualmente, y con el objetivo de que los docentes puedan centrar sus esfuerzos en la atención al alumnado, las instrucciones plantean, con las garantías suficientes, que la adaptación del final de curso a las circunstancias no conlleve más carga burocrática para los centros ni para la inspección educativa.

     El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha explicado que “estas instrucciones que hemos enviado a los centros para clarificar este final de curso se apoyan en cuatro pilares: autonomía de los centros, garantía jurídica, diálogo con la comunidad y simplificación de la burocracia en los procesos”.

     “Por garantía jurídica, tenemos claro que la promoción y la titulación deben regirse por la normativa vigente. Y también que los docentes son los mejor cualificados para determinar qué alumno puede avanzar materia y cuál tendrá que reforzar o recuperar. Valoramos el enorme esfuerzo del profesorado, del alumnado y sus familias, y rechazamos el aprobado general, pero tampoco queremos que ningún estudiante se quede atrás”, ha insistido.

     El consejero ha recordado que “para la elaboración de estas instrucciones hemos mantenido una comunicación activa y fluida con la comunidad educativa y hemos tenido en cuenta las peticiones más relevantes y repetidas por todos”.

     “Además, no vamos a cargar a los docentes, los equipos directivos ni a la inspección con más tareas y burocracia. El objetivo es la plena dedicación a los alumnos. Una vez más, quiero que quede constancia del agradecimiento de toda la Consejería al enorme esfuerzo de los equipos docentes y las familias durante este final de curso”, ha concluido.




    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad