Homenaje de amistad y reconocimiento a Ignacio Benítez Ortuzar



El almuerzo-homenaje de sus amigos a Ignacio Benítez Ortuzar, por la brillante consecución de la Cátedra de Derecho penal de la Universidad de Jaén, ha constituido un acto de profunda humanidad y de sincera amistad hacia este alhameño que es todo un ejemplo por su carrera universitaria, por su labor científico-académica, por su cualidades personales y, también, por su alto sentido de la amistad, sin olvidarnos de su amor por todo lo alhameños, por las cosas y personas de esta tierra a la que, siempre que le es posible, se desplaza y trabaja por ella allí donde se encuentre.




 Debido a sus constante viajes, la mayoría de  ellos a países europeos y americanos, en los que durante estos últimos meses ha intervenido en seminarios, cursos, conferencias y jornadas de alto nivel como especialista destacado en diversas materias del Derecho Penal, hasta este mes de agosto no ha podido celebrarse el almuerzo-homenaje que sinceros amigos alhameños le han preparado y organizado y al que acudieron. Como corresponde, los que le tiene afecto como persona y también, lo uno no quita lo otro, algunos de los que le saben como se preocupa e interesa por Alhama, lo que, desgraciadamente, nos suele ser muy usual en algunos y algunas que mucho hablar de esta tierra y se les va todo la fuerza por la boca. “Ignacio, habla claro, escribe contundente y hace cuanto puede por su Alhama, lo que no le hemos agradecido, precisamente, por ser  vicepresidente del Patronato de Estudios Alhameños y, en más de una ocasión le hubiese correspondido el premio “Alhameño del Año” y resulta que estatutariamente no ha podido ser”, como dijo Andrés García Maldonado.

 El almuerzo-homenaje tuvo lugar en “El ventorro”, excelentemente preparado y con un menú, además de muy alhameño, de gran calidad, con asistencia de amigos y familiares. No sólo amigos de Alhama, sino numerosos que se desplazaron expresamente desde otras ciudades y provincias andaluzas, a pesar de que se encontraban de vacaciones, las interrumpieron para ello y, como todos sabemos, esas amistades con las que cuenta Ignacio ponen bien es sincera evidencia el aprecio y consideración que se le tiene por toda Andalucía, muy especialmente en los que respeta a las Universidades de Jaén y Granada.

 Tras una copa de bienvenida, que, como suele suceder en estos entrañables actos, se convierten en unos momentos gratísimos entre los asistentes al saludarse y reencontrarse, se ofreció el almuerzo, acompañando en la mesa a Ignacio y a su esposa, María José, el alcalde de Alhama, José Fernando Molina López, y esposa, Chencha, el padre de Ignacio, Salvador Benítez Fajardo, y Andrés García Maldonado, representando a los amigos que han organizado este acto, con su esposa, María del Carmen.

 En otras mesas grupos de amigos de Jaén, de Granada, del mismo Patronato de Estudios alhameños, amigos en general y familiares, así como los hijos de Ignacio y María Jose, Ignacio y Paola.

 A los postres, abrió el turno de intervenciones Andrés García Maldonado, quien agradeció la presencia de todos, comenzando por al del alcalde de Alhama y esposa, destacó como “nos encontramos cada uno de nosotros entre los buenos amigos de Ignacio”, salvo algunas excepciones que habían enviado su clara y sincera justificación por no poder acudir, el caso de varios que se encuentran viajando por el extranjero, como el rector de la Universidad de Jaén –quien le envió un precioso detalle sumándose al homenaje- o el del doctor Lorenzo Morillas que, a pesar de estar prevista su asistencia e intervención, no pudo hacerlo por la repentina hospitalización de su madre.

 Andrés resaltó los meritos de Ignacio a lo largo de toda su vida, desde un chiquillo que ayudaba en el establecimiento familiar a la vez que estudiaba, mientras se dedicaban a jugar y divertirse, hasta que alcanza la cumbre universitaria con su dedicación al Derecho Penal y, más concretamente, con la consecución de la Cátedra de Derecho Penal.

 Las palabras de Andrés comenzaron con un especial y emotivo recuerdo a su inolvidable madre, Carmen Ortuzar, “aquella niña que se quedaba respetuosamente atenta a las conversaciones de su padre con una persona que, a pesar de su juventud, venido de fuera, con un acento castellano, se hizo amigo de la familia, compartiendo ideas y sentimientos por una sociedad mejor”, y concluyeron agradeciéndole a Ignacio su cariño a Alhama y su dedicación al Patronato, “es para mí un gran honor tener un vicepresidente de tu talla, valía y de tu sentido de la responsabilidad que se adquiere cuando uno está en cualquier entidad, que no es solo la de asistir a sus sesiones y actos, si es que asisten, a pesar de serle fácil, sino las de participar en la medida de lo posible, pues, lógicamente no a todos se les puede pedir lo mismo, pero ahí estar el ser y el respecto que le corresponde  a cada persona, en este caso el total a ti”.

 Seguidamente, en nombre de todos los asistentes, se le entregó un recuerdo muy especial y preparado para él exclusivamente, una representación artística, tallada magníficamente, del Puente Romano de Alhama, realizada en piedra de la tierra con verdadero acierto y arte, por el maestro de la piedra José Andrés Ciruela, que a su vez llevaba una bonita placa en la que se deja constancia del homenaje de amistad y afectos “por tantos de tus sinceros amigos”. Esta verdadera obra artística agradó en suma a Ignacio y esposa, pues, además de estar realizada expresamente para él, conlleva su valor alhameño histórica y artísticamente.

 A continuación, en nombre del Patronato de Estudios Alhameños, su secretario general, Raúl Gálvez Morales, dio lectura al acuerdo de felicitación que en Junta General del pasado junio se adoptaba por unanimidad de la misma reconociendo y felicitando a Ignacio Benítez por la consecución de la Cátedra de Derecho Penal, entregándole acto seguido un pergamino especialmente preparado y enmarcado al efecto.

 El alcalde de Alhama, José Fernando Molina López, hizo uso de la palabra felicitando en primer lugar a Ignacio, por su carrera universitaria y por alcanzar el grado de catedrático, “lo que es todo un orgullo para Alhama y los alhameños, lo que te expreso con total satisfacción en nombre de los mismas”, después tuvo también palabras de felicitación para su padre y familia y destacó como el hecho de ser agradecidos y reconocer a los demás, más aún cuando son amigos, no es tan solo un placer, sino un deber moral que ha de saberse llevar a cabo y cumplir. Igualmente resaltó los valores que siempre ha tenido Ignacio como ejemplo para todos y le agradeció que fuese un gran embajador de Alhama allí donde reside o por donde va.

 El alcalde de Alhama, en nombre de la corporación y alhameña, le entregó un bonito recuerdo que, igualmente, fue recibido con gran emotividad por el homenajeado. A la par que la esposa del alcalde, Chencha, le entrega en nombre de todos los participantes en el acto, un bello recuerdo a María José, esposa de Ignacio.

 Por último, en medio de una gran emoción, que llevó a los mejores sentimientos de todos los presentes, Ignacio comenzó su intervención con un especial recuerdo a su madre, a las cualidades de la misma y el imborrable recuerdo que ha dejado en el corazón de todos, también tuvo palabras para su padre y hermanos y, por supuesto, para su mujer e hijos.

 Agradeció el almuerzo que se le ofrecía, lo hacía a todos los presentes, así como a los que de una u otra forma se había sumado al acto, mostrándose sumamente emocionado por el afecto que recibía y sintiendo “que esto será algo imborrable ya para mí y los míos”. Tuvo palabras hacia Andrés García Maldonado y toda la comisión organizadora del acto, “una labor más de generosidad hacia la amistad y hacia las cosas de Alhama”. Se refirió a Alhama desde sus comienzos de “Radio Alhama”, tras haberlo resaltado Andrés, como la misma presencia de Alhama Comunicación en este acto y como, por medio de la misma, todos tenemos noticia de cuanto acontece o va a acontecer en nuestra Comarca, estemos a mil o a diez mil kilómetros, o en la misma puerta de “El Andaluz”.

 A continuación hizo amplia referencia a Alhama y a su sentimiento hacia ella, “como algo que ha estado, está y estará siempre conmigo mientras viva”, dejó claro su buena disposición hacia la tierra que le vio nacer y como siempre se le encontrará para atenderla y servirla en todo lo que sea posible. Indicó como Alhama es cosa de todos y no de ideología y, por ello, todos bebemos estar a una con la Corporación que vaya eligiendo el pueblo, cada uno desde su sentido noble y leal de servir y entregarse a la sociedad allí donde corresponda”. Las palabras de Ignacio, como todas las demás intervenciones, fueron larga y calurosamente aplaudidas, convirtiendo el acto de uno de esos actos alhameños para la mejor historia de esta pueblo que, en tantas ocasiones, sí sabe de gratitudes, reconocimientos y sinceros afectos.

Aquí está el vídeo de las palabras del acto (Dura: 25m 36s.)


y aquí las fotos





Publicaciones relacionadas