Caminos que no se deben olvidar, (y II)

    Publicidad

    Final publicidad



    El viajero romántico y dramaturgo francés Theophile Gautier, paso por Alhama en la década de 1840, camino de la ciudad de Málaga, junto a un amigo suyo para asistir a una corrida de toros que se celebraba por esas fechas. Se desplazaban desde Granada por el camino real que pasaba por las tierras del Temple granadino, Cacín, Alhama, el Llano de Zafarraya y enfilaba el mismo hasta Málaga, pasando este  por la ciudad de Vélez.






     En la crónica de su paso por Alhama, describía luego en su “Viaje por España” editado en 1843, con todo lujo de detalles como era nuestro pueblo y las costumbres de la época, todo esto lo cuenta Inocente García Carrillo en su pequeña joya literaria titulada “Alhama vista por un extranjero”, libro que ha sido la inspiración para realizar esta ultima ruta de nuestro club el pasado día 15 de enero, ruta que era continuación de la que se hizo la pasada temporada en el mes de noviembre.

     Cuarenta y ocho personas, nos dimos cita en la plaza del Duque de Mandas, para desplazarnos en autobús hasta el pueblo de Ventas de Huelma, en pleno temple granadino. Allí, justo al lado de la gasolinera comienza la vereda que es tramo de la vía pecuaria, que atraviesa el temple hacia las zonas de pastos serranas del valle de Lecrín. El camino real aprovecha este mismo sendero, el grupo se puso en marcha sobre las nueve de la mañana, pisando la helada tierra de estos primeros tramos.

    El camino es completamente llano entre los campos inmensos, de olivares y terrenos dedicados al secano

     A pocos kilómetros de la salida el camino pasa por detrás del enorme polígono industrial Profitegra, que en estas llanuras se terminó de construir en el 2004, poco a poco nos acercábamos al pueblo de la Malahá, pueblo situado al pie del cerro minero del Montevives (920 metros), y entre los arroyos de Santapudia y Salado, este último es el que aporta en sus aguas el elemento que más se conoce de este pueblo, la sal que desde la época romana se explota, sus salinas son muy conocidas y están situadas a la salida del municipio, al igual que sus aguas termales ya explotadas por los romanos y los árabes y conocidas como el Baño frío y situados al norte del pueblo.

     Nuestro grupo, entro a la Malahá por el sendero que lleva hasta el centro del pueblo, pasando delante de su iglesia parroquial de la Purísima Concepción, atravesando el puente sobre el arroyo salado hasta un pequeño parque situado donde comienza la única subida de importancia de esta histórica ruta, conocida como la cuesta del barranco del africano.

     Tras un pequeño descanso, comenzamos a subir la tremenda cuesta, un pequeño panel informativo ya calificaba este siguiente tramo como “el viejo camino real “o también como “la vereda de Alhama”.

     Desde lo alto de este tramo podíamos ver toda la zona cercana a este pequeño pueblo, donde destacaban las salinas y sus paisajes donde los cerros desprovistos de árboles y abundantes en plantas leñosas se iban quedando atrás.

     El camino comienza a bajar hacia las cercanas tierras de Gabia la Grande, tras atravesar la carretera A-338, la vereda, en un descenso suave hacia del caminar un paseo agradable, por este tranquilo camino nos cruzábamos con personas haciendo deporte e incluso montando a caballo, pronto comenzamos a caminar sobre el asfalto y las aceras de Gabia, los lugareños saludaban sorprendidos al pasar el grupo, hasta llegar a la plaza de su iglesia parroquial de estilo modernista y de trazo gótico.

     Un descanso reparador, dio para conocer la cercana escultura del busto del “cabezón de Gabia”, además de admirar la fachada de su preciosa iglesia. El día hasta ese momento no amenazaba lluvia, pero justamente antes de volver al camino, comenzó a caer una leve llovizna que fue transformándose en algo más, lo que obligo a calarnos nuestros chubasqueros, que ya no abandonamos hasta la llegada a Granada.

     El camino llamado “la colada del camino real”, y aun vía pecuaria iba a tocar a su fin, la colada sale de Gabia en dirección a la capital a la izquierda de la plaza de la iglesia, entre unas naves dedicadas a la fabricación de ladrillos y poco a poco se va introduciendo en esta parte de la Vega de Granada entre sembrados de habas y otros productos huertanos de estas fechas, pero a medida que avanzábamos el camino iba perdiendo su encanto, para poco a poco transformarse en duro y pesado asfalto, en la antigüedad esta ultima parte del viejo camino Real se le denominaba “el camino de la gloria”, que hoy es una carretera transitada por docenas y docenas de vehículos, por lo que el cuidado en esta tremenda travesía era extremo.

     Tras pasar un puente sobre el río Genil ya en dirección hacia la vieja y conocida, Venta del Nogal, el camino aunque sobre asfalto es una delicia porque está completamente señalizado como carril bici y de paseo hasta las mismísimas puertas de la capital y muy transitado.

     Se entra a Granada por el Hipercor, bajo la circunvalación, el grupo contrasta con todo lo que nos encontramos a nuestro paso, la imagen de cuarenta y pico de personas con los cartelones de las rebajas a nuestras espaldas era sin duda una imagen curiosa, el sendero urbano, con sus semáforos incluidos, nos llevo a través de la Plaza de Albert Einstein hasta las espaldas de la iglesia de San Jerónimo, cuyas espadañas se veían a lo lejos y por esta “vereda”, llegamos por la calle de San Jerónimo, hasta el mismo pie de la catedral, la Plaza de las Pasiegas, no sé, por un momento parecía la terminación de una etapa del camino de Santiago. Una vez allí delante de la hermosa portada de Diego de Siloé, nos dimos un cariñoso aplauso que hizo que los transeúntes volvieran sus rostros hacia nosotros y seguro se preguntaran que quienes serian ese grupo de personas casi todas vestidas de rojo, que por un momento habían interrumpido la paz de ese espacio urbano, pues “los jameños “, señores, que han terminado una de las etapas más cosmopolita y más larga de la historia de nuestro club.

     Una foto de grupo en este precioso lugar, dio paso a un pequeño paseo hasta la calle Navas donde nos perdimos en sus numerosos bares para celebrar el haber terminado esta etapa con mucha satisfacción. Unas cervezas y luego a una hora prudente al autobús para regresar a casa tras casi nueve horas de ruta, entre los correspondientes descansos y el camino recorrido.

     Damos desde aquí nuestra enhorabuena a los nuevos socios/as ya oficiales que comenzaron “sus aventuras”, con el resto del grupo y que soportaron este trayecto con una buenísima nota.


         
      En esta ruta nos acompañó Antonio Arenas, de ALHAMA COMUNICACIÓN (alhama.com) e IDEAL, publicando un reportaje al respecto en la edición de IDEAL del sábado 21 de enero de 2012. Gracias Antonio  
         




















         
      Nuestra próxima salida

    RUTA Nº 7; Íllora / Fuente del Zumacal / Los hornillos / Las canteras / Íllora.
    Fecha: Domingo 29  de enero de 2012.
    Hora de salida: 7 horas 30 minutos  de la mañana.
    Lugar de salida: Puerta del ayuntamiento de Alhama.
    Dificultad estimativa de la ruta: MEDIA.
    Distancia a recorrer: Sobre 18 kilómetros.
    Duración de la misma (con desplazamientos y descansos incluidos):  Sobre 7 horas.
    Nota: Los desplazamientos  hasta la localidad de Íllora se harán en los vehículos particulares de los socios.

     
     
     
      Recomendaciones para la ruta nº 7 (29/01/2012)

    - Llevar ropa de abrigo  y calzado adecuados para la práctica del senderismo.
    - Llevar comida y agua.
    - Llevar siempre encima vuestra tarjeta federativa, es muy importante.
    - Se recomienda llevar también  siempre en vuestra  mochila: toalla y un chubasquero o cortavientos.
    - Se recomienda llevar  unas gafas de sol y alguna crema protectora.
    - Se ruega estricta  puntualidad a la hora de la salida de esta ruta.
     
     
     
     

    Si no eres socio de nuestro club y decides caminar con nosotros en esta ruta nº 7, te recordamos que:

    - Los organizadores de esta ruta, en absoluto se responsabilizan de los accidentes que te puedan ocurrir o de los incidentes que puedas provocar durante los desplazamientos y en el transcurso de la misma.

    - Si tú decides acompañarnos, y no eres socio(a) de nuestro club y no tienes ningún tipo de seguro de accidentes para este tipo de actividades deportivas, ten en cuenta que lo haces bajo tu responsabilidad, advirtiéndote que el seguro federativo de nuestro club, no os cubre.

     
         


    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad