Teatro con humor

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_cultura_tres_sombreros_de_copa01_14072007.jpg

    La obra "Tres sombreros de copa" llenó el aforo.


    Imágenes del momento de la representación.

    15/07/2007.- Esta tragicomedia de Miguel Mihura llenó el patio del Carmen el pasado sábado 14 de julio. Basada en la historia de un burgués que antes de casarse conoce a otra chica y surge entre ellos una gran atracción. Al final, sus caminos de separan porque pertenecen a mundos diferentes. Entre tanto aparecen personajes pintorescos que dan a la obra un carácter cómico.

    Director: Salvador Guerrero, conocido actor malagueño (de la serie de televisión Arrayán)


    Los actores recibiendo la ovación del público

    La obra "Tres sombreros de copa"

     En esta comedia, se representa la noche de un joven que se va a casar al día siguiente; su nombre es Dionisio. Al empezar la obra saca de su maleta un pijama que lleva bordado un pájaro blanco, se lo pone y se acuesta para pasar la noche previa a su boda. A partir de aquí le ocurren una serie de peripecias sin sentido ni lógica, pero que provocan la sonrisa en el espectador. Termina la obra al amanecer y cuando Dionisio sale hacia la Iglesia para casarse finalmente con su novia. La obra se puede interpretar como el sueño de Dionisio, durante el cual, al igual que un pájaro, disfruta de la libertad que su sociedad provinciana y falsa le ha negado. Su sueño es la representación de todos sus deseos reprimidos, el otro lado de la realidad, que es el inconsciente, y no está controlado por las normas sociales.

     En Tres sombreros de copa se juega con la literalidad del lenguaje. Se enfatiza lo inútil e innecesario. Es todo un plan para que el diálogo resulte un buen ejemplo de la victoria de lo dionisíaco frente a lo apolíneo. Se exhibe una experiencia emocional que va más allá de lo estético y de la contemplación o de la calma. En el teatro del absurdo el lenguaje es vivo, juguetón, polisémico, y en ningún momento equilibrado y formal.

     El final de la obra no tiene consecuencias, cada personaje sigue su vida como antes de que todo comenzara. El sueño ha terminado y Dionisio va a cumplir su compromiso de matrimonio. El absurdo queda reducido a un juego, al espacio donde se puede representar “lo posible” y lo festivo, al espacio dionisiaco, o al espacio inconsciente de los sueños en donde prima el instinto.

    El autor:  Miguel Mihura

    mihura.jpg

    Dramaturgo, periodista y autor español

     Nació el 21 de julio de 1905 en Madrid. Su padre fue el actor, autor y empresario teatral Miguel Mihura Álvarez. Comenzó escribiendo en revistas humorísticas como La ametralladora. En 1941 funda La codorniz, revista de humor también, cuya dirección abandona en 1944. Colaboró en el guión de la película Bienvenido, Mr. Marshall, de Berlanga, una de las cintas clave de la cinematografía española. Además participó en obras de éxito como ¡Viva lo imposible! (1939), Ni pobre ni rico, sino todo lo contrario (1943) y El caso de la mujer asesinadita (1946). Como primera obra teatral aparece Tres sombreros de copa (1932), obra que no vio la luz hasta veinte años después y constituyó uno de los acontecimientos capitales del teatro español del siglo XX. Después se llevaron a la escena, entre otras: Sublime decisión (1955), Mi adorado Juan (1956), Melocotón en almíbar (1958), Maribel y la extraña familia (1959), Ninette y un señor de Murcia (1964) y Sólo el amor y la luna traen fortuna (1968). Fue galardonado en dos ocasiones con el Premio Nacional de Teatro y obtuvo en 1964 el Premio Nacional de Literatura "Calderón de la Barca". En 1976 fue elegido académico de la Real Academia Española. Falleció en Madrid en 1977.




    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2020 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.