El PSOE de Alhama reacciona ante el cierre de colegios

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2020_pupitres_clase_vacia.jpg

    En principio, en nuestra comarca, se verán afectados los colegios de Ventas de Zafarraya y Zafarraya (y posiblemente Fornes), aunque la lista definitiva se dará a conocer a finales de este mes de enero.

    El PSOE de Alhama ha manifestado lo siguiente:

     Esto es lo que pasa cuando se vota a partidos que no creen en los servicios públicos de calidad (PP, C´s o VOX), sino que ven la educación y la sanidad como un negocio para enriquecimiento de unos pocos.

     1. Quitan el impuesto a los ricos que heredaban más de un millón de euros (menos del 1% de andaluces).

     2. Cierran la oficina liquidadora de la Junta en Alhama, pese a que siguen negándolo.

     3. Ahora pretenden cerrar los cursos de la ESO en los colegios de Ventas de Zafarraya y Zafarraya.

     Lo harán poco a poco, y cuando queramos darnos cuenta, los vecinos de Alhama y su comarca tendrán muchos menos servicios, y seguiremos perdiendo población.

     Mientras, el alcalde y concejales miran para otro lado, más pendientes de su sueldo y sus negocios particulares, que de los intereses de sus vecinos a los que prometieron defender.

    Por otra parte, la prensa provincial también recoge este 10 de enero las informaciones y reacciones al respecto, que destacamos en este resumen de prensa.

    51 colegios perderán la ESO y 700 alumnos tendrán que acudir a otros pueblos

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2020_portada_ideal_10012020.jpg

    Educación dará a conocer a finales de enero las escuelas que se verán afectadas en el próximo curso por estos cambios

     La Junta sigue adelante con los cambios previstos para reordenar los colegios públicos de la provincia en los próximos cursos escolares. La principal medida que están estudiando y que esperan poder empezar a implementar en el curso 2020-2021 se basa en eliminar las clases de Secundaria en aquellos colegios en los que se impartan clases de Infantil y Primaria, además de primero y segundo de la ESO. Estos centros están incurriendo en una «ilegalidad», según explicó ayer el delegado de Educación en Granada, pues desde que la Logse entró en vigor en los años 90 los colegios dejaron de ofertar hasta octavo de EGB –que equivaldría al actual segundo de la ESO– para que la Secundaria se estudiara en institutos. Según explicó el delegado, a los centros educativos se les dio una década, aproximadamente, para que realizaran este cambio de forma paulatina. De igual modo, desde Educación aseguran que este cambio no se hará completamente en el próximo cuso, sino que se hará «poco a poco» para que, en unos años, estos 51 centros tengan regularizada su situación. «Pero han pasado 29 años y sigue habiendo medio centenar de estos centros en toda la provincia», indicó el delegado. Además, señaló que, tras este cambio, se dejó de formar a los maestros en competencias de la ESO, por lo que «hay cientos de maestros dando clases de especialidades para las que no están formados». Por ello, desde Educación siguen estudiando cómo acabar con este «problema heredado» del anterior Gobierno y acabar con estos colegios públicos.

     Este cambio afecta a 51 centros educativos de la provincia, que son los que dan clases de Infantil, Primaria y primero y segundo de la ESO. De todos ellos, 14 son colegios públicos rurales, que son centros que están formados por aulas situadas en distintos pueblos cercanos entre sí, y 37 colegios de Infantil y Primaria. La mayoría de ellos se encuentran en la Alpujarra, la costa granadina y distintas zonas rurales de la provincia. El delegado estimó que este problema afecta a unos 700 alumnos.

    SARAI BAUSÁN GARCÍA
    En el diario IDEAL



    Esa mentira no es verdad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2020_pupitres_clase_vacia.jpg

    Granada es la provincia que más SemiD tiene, precisamente por la orografía y extensión de nuestra provincia

    O como diría mi padre, por mucho que repitas una falacia no termina por ser cierta, y en eso parece que está incurriendo nuestro delegado de educación.

     En estos días asistimos al esperpéntico espectáculo que está dando el delegado de educación, Antonio Jesús Castillo, intentando convencer de la bondad de sus medidas de “reordenación de las zonas educativas” en las que se ha enfrascado.

     Pero, ¿qué es verdad y qué es mentira de todo lo que se está diciendo. ¿Es cierto que hay menor rendimiento del alumnado que estudia en un semiD? ¿Los docentes de los semiD no están preparados? ¿Es un problema heredado? ¿Habrá destrucción de empleo? ¿Es un recorte educativo?

     En primer lugar, la existencia de los centros con 1º y 2º de ESO tiene cobertura legal en una disposición de la propia LOGSE allá por los años 90. La existencia de 1º y 2º de ESO en estos centros respondía a distintas necesidades entre las que destacaba la geográfica, es decir, la dificultad de los trazados de carreteras y la climatología adversa. Granada es la provincia que más SemiD tiene, precisamente por la orografía y extensión de nuestra provincia. Algo que debería saber el señor Antonio Jesús Castillo antes de preguntarse por qué hay más semiD en Granada que en otras provincias. No se trata de un problema heredado, por tanto, sino de un problema generado por este nuevo gobierno de la Junta de Andalucía.

     Es preocupante que el máximo responsable de educación en la provincia utilice afirmaciones que no parecen tener un estudio serio que las avale. Es increíble que se utilice métodos tan precisos como “sentir mayoritario” cuando habla con los “jefes de estudio” o frases del tipo “cuando llegan al instituto se nota bastante”. Más le valdría leer los informes de la agencia AGAEVE donde se recogen, precisamente, estudios para contrastar el avance del alumnado en centros rurales.

     En definitiva, se trata de afirmaciones que parecen buscar ocultar la verdadera razón para todo este desbarajuste educativo en el que está metiendo a los colegios rurales. Y esa razón no es otra que ahorrar personal, o al menos eso es lo que empieza a quedar claro después de seguir todas las argumentaciones que se han vertido al respecto.

     Y además está cuantificado. Hemos podido ver, según declaraciones en prensa “que un 80 por ciento de la plantilla se mantendrá en esos centros”. Esto es, desplazar a un 20% de esa plantilla. Vamos, eliminar esos docentes y moverlos a otro centro, menos personal interino que habría que contratar. Parece que esa es la razón y a eso se ha entregado este delegado en cuerpo y alma. Se puede destruir empleo público neto.

     Qué pasa con el trabajo de los docentes en estos centros. Se ha puesto en duda su preparación. Ahora se habla del rendimiento educativo, que, si es inferior, incluso se están señalando la existencia de aulas mixtas como un problema para el desarrollo de nuestros niños y niñas.

     Las familias ya están mostrando su malestar, ya han protagonizado varios actos de protesta por estos planes que no se terminan de concretar. Pero que cada vez que leemos algo en la prensa nos damos cuenta que la decisión ya está tomada. Desde delegación han tardado casi un mes en dar cita a las familias para explicar esta reordenación, y la cita se ha convertido en sorpresa. Una cita con un representante de cada AMPA, el día 18, con todos los centros involucrados en este sinsentido. Es decir, que no ha tenido en cuenta la situación particular de cada centro, sino que pretende aplicar tabla rasa y que los argumentos sirvan tanto en Baza como en la Alpujarra.

     Dónde queda el buen hacer de nuestros docentes, los premios educativos que la escuela rural consigue, sus proyectos educativos de éxito. Todo el trabajo por la borda, pero me pregunto ¿por qué?

     Pues creo que no es difícil llegar a la conclusión. Con el mismo argumento que se utiliza para cerrar las unidades de la ESO en estos centros se justificarán en un futuro, no muy lejano, el cierre de los centros pequeños y el reagrupamiento en centros más o menos cercanos.

     Es decir, lo que se está fraguando es el cierre de los colegios rurales y el desplazamiento del alumnado a centros más grandes en cada comarca, sin tener en cuenta ni el emplazamiento geográfico ni la dificultad de desplazamientos en determinadas zonas de la provincia.

     Por eso creo que ha llegado la hora de decirle que “esa mentira no es verdad, señor delegado”. Que no estamos dispuestos a que se retuerzan los argumentos para debilitar la escuela rural.

    GERMÁN GONZÁLEZ
    Ex delegado de Educación de Granada
    En el diario GranadaHoy.




    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2021 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.