Manuel Luque: «Me considero un poeta comprometido que habla de los temas que preocupan a la gente»

    Publicidad

    Final publicidad

     
     
     Este viernes, 22 de julio se celebra la gala de entrega de los premios del 54º Certamen Literario de Alhama a Manuel Luque (Poesía), José Ignacio Molina Benítez (Tema alhameño) y Brígida Guerrero, y Diego Rivera, (locales infantil)
     
     A finales de junio se daba a conocer la composición del jurado del LIV Certamen Literario 'Ciudad de Alhama', integrado por el alcalde alhameño, Jesús Ubiña Olmos, la profesora de Literatura en el Centro de Lenguas Modernas de la UGR, Inés Guerrero, el doctor en Historia del Arte, Juan Larios, la maestra de Primaria, María Isabel Grande y el catedrático de Historia, Andrés Cuevas, al tiempo que daba a conocer el nombre de los galardonados. Como secretaria participó, la directora de la Biblioteca, Mari Paz García.
     
     El ganador del premio de poesía de esta edición, convocada por la Concejalía de Cultura, con la colaboración de la Diputación de Granada, través de la Biblioteca Municipal, ha sido el cordobés de Doña Mencía, Manuel Luque Tapia, que con el pseudónimo de Galio, presentó el poema 'Gavillas de soledad', acreedor del primer premio por lo que el viernes, 22 de julio, a partir de las 19,30 h., recibirá, en el transcurso de la gala literaria que se celebrará en el salón de plenos del ayuntamiento, su diploma de honor acreditativo y un premio en metálico de 500 euros. El resto de los premiados han sido José Ignacio Molina, premio Tema Alhameño por 'Un paseo por Alhama', por el que recibirá diploma de honor y 250 euros, Brígida Guerrero, local infantil del CEIP Cervantes por 'La serenata de Alhama', y Diego Rivera, local infantil del CEIP Conde de Tendilla, dotados ambos con diploma y 50 euros en material educativo. Los ganadores leerán sus poemas y textos en este acto previsto a partir de las 19:30 horas.
     
     A continuación, incluimos la entrevista realizada al ganador del primer premio de poesía, Manuel Luque, licenciado en Filología Hispánica y barbero de profesión que ha ganado este veterano certamen con el poema titulado 'Gavillas de soledad' en el que habla de la vejez, de la soledad, de la nostalgia del tiempo pasado.
     
     
    - ¿Se considera usted un poeta de pueblo y para el pueblo?
    - Así es, pues mi poesía no es una poesía hermética, cerrada, ininteligible e inescrutable que repele y rechaza a tantos lectores que se acercan a ella con el corazón abierto de par en par en busca de nuevas emociones y chocan con un búnker inaccesible o con una fortaleza inexpugnable. Pero no por eso menos trascendente, pues como se dice, un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras y el mal escritor es el que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas. Desde mis inicios he sido un acérrimo seguidor de esta consigna. Sólo soy un aprendiz de poeta que trata de plasmar sus emociones en el papel al tiempo que desea remover las emociones del otro. Lo que intento con mi poesía es desmitificarla, desnudarla de ese halo de falsa erudición con el que siempre se ha vestido y bajarla a la tierra. Poesía para todos, poesía necesaria como el pan de cada día que diría Gabriel Celaya. Muchas personas no se acercan a la poesía por pánico a no entenderla y eso no es justo.
     
    - ¿Quién es Galio? ¿Por qué usó este pseudónimo?
    - Es un nombre escogido al azar. En muchos concursos se pide que no sea un pseudónimo conocido y entonces yo voy cambiando constantemente.
     
    - ¿Qué es lo que lleva a un peluquero a sentir la necesidad de expresarse en verso?
    - Le comento, yo me licencié en Filología Hispánica en 1986 y me presenté en varias ocasiones a las oposiciones. No tuve suerte, entre otras cosas porque salían pocas plazas para toda Andalucía por lo que decidí dedicarme a la barbería pues es el oficio que aprendí de mi padre y de mi abuelo que también fueron barberos. En cualquier caso, la Literatura ha sido mi afición y mi pasión desde que era pequeño. Tengo un libro que escribí hace varios años y que ganó el premio 'Amantes de Teruel' titulado 'De la palabra para salvarme' que es un título significativo y que expresa cómo la palabra me sirve de catarsis, de liberación y redención pues cuento mis problemas, mi dolor y, al mismo tiempo, buscando siempre la belleza.
     
    - Está claro por tanto que para usted la poesía es una válvula de escape...
    - Así es. Yo sufrí un trance doloroso en la vida hace seis años, concretamente en la garganta como se notará en el requiebro de mi voz y me refugié con mucho más ímpetu del que solía tener en la escritura para salir de ese pozo negro en el que muchas veces caemos.
     
    - ¿Cómo conoció el certamen literario de Alhama de Granada?
    - No sé cuántos años llevo participando en este certamen pues no tengo a mano mi base de datos pero es seguro que lo llevo haciendo desde hace varios años, puede ser ser que sean 4, 5 o 6 años. Posiblemente lo conocí en una página que se llama Premios Literarios o en Escritores.org
     
    - ¿Ha estado con anterioridad en esta población?
    - No he tenido nunca el placer de ir. Ahora nos desplazaremos el viernes para echar el día y pasar la jornada en esta zona de Granada.
     
    - ¿Cuándo escribió 'Gavillas de soledad'? ¿Qué hecho o personas se lo inspiraron?
    - Como le he dicho soy un barbero acuñado a la antigua, de cuando las barberías solían ser concilios pues se reunían las personas mayores para charlar un rato. Mi barbería está en una plazoleta de Doña Mencía por lo que, a veces, cuando no tengo faena me siento con ellos en el banco pues son una de mis fuentes de inspiración son las personas mayores, sus historias, sus relatos, ... A veces, muchas de estas personas se sientan en los bancos de los parques y plazas o de cualquier residencia, esperando la muerte en silencio y con los recuerdos como únicos aliados. Los ves pensativos, con la mirada perdida, esto es lo que me inspiró. Este poema nos habla de la vejez, de la soledad, de la nostalgia del tiempo pasado como alimento para sobrevivir en esa lenta espera.
     
    - Usted nació el 16 de diciembre de 1962, o sea que este año cumplirá 54 ¿Le preocupa el paso del tiempo y la vejez?
    - Dicen que todas las edades tienen su belleza, yo no lo dudo, pero ahora cuando se acerca la senectud me recuerda que yo perdí a mi padre cuando apenas era un niño. Siempre me ha conmovido el paso del tiempo, siempre ha sido una problemática en mi subconsciente. Quizá por eso siempre he sido de los que piensan que la vida hay que vivirla, que el tiempo se va. Como termina una de mis poemas, más o menos, 'no quieras comenzar a vivir/ cuando del racimo de uvas te quede un gajo/. Es decir, cuando de la vida te queda nada. Por mi parte he intentado vivir el tiempo lo máximo y con aquella enfermedad que causó estragos en mis pensamientos y en mi equilibrio emocional, aún más. Me preocupa mucho el paso del tiempo, pero también me ha preocupado cuando era mucho más joven.
     
    - ¿Qué otros temas le preocupan y están presentes en su producción literaria?
    - Me preocupan todos los temas donde el vértigo del sentimiento y el estremecimiento producen un fuerte impacto emocional que intento transmitir al lector acometiendo temas que conmuevan al más gélido de los corazones, temas que nos hacen recordar que seguimos siendo humanos. En mis diferentes publicaciones he tratado temas como la violencia de género, el abuso, el hambre, la guerra, la enfermedad mental, el abandono, la vejez, la soledad, la miseria, la discriminación, la discapacidad, el dolor, la muerte, así como la nostalgia, la pasión, es decir los temas que solemos tratar los poetas.
     
    - A juzgar por los que ha ganado imaginamos que su valoración de los premios literarios será positiva, pero ¿qué opinión le merecen?
    - Bueno, la corrupción en poesía es una de las cosas que está presente como la corrupción en política. Le puedo decir que yo no he tenido padrino y que los premios que he ganado ha sido sin hacerme adepto a ningún tipo de círculo literario. Existe la cosa nostra que ha permitido que ciertos poetas se hagan los amos y señores del mundo de la poesía. Sí que es verdad, que los grandes premios literarios están amañados, que se los dan unos a otros, en fin, que existe el compadreo. Los escritores humildes, participamos en los certámenes porque es el medio para dar a conocer nuestra poesía. Mis 12 ó 14 libros publicados todos han sido a raíz de haber sido galardonados en premios nacionales o internacionales y donde he ganado sé que no está corrupto pues yo no lo estoy y mi ideología es la poesía. Me considero un poeta comprometido que habla de los temas que preocupan a la gente. Hay muchos concursos amañados conforme se va subiendo de cantidad de dinero y los que estamos metidos en este mundo sabemos las ciudades más corruptas. No recuerdo ahora quien afirmaba que «la poesía en España no olía a rosas».
     
    - ¿Quién le acompañará en el acto de entrega del premio alhameño?
    - Como estoy un poco delicado de salud, me vienen acompañando mi mujer, mi hija y mi hijo.
     
    - ¿Desea añadir alguna cosa más?
    - Solamente felicitar al ayuntamiento de Alhama de Granada por convocar este certamen pues en muchos lugares de España lo primero que han hecho con la crisis ha sido quitar los premios literarios. Creo que la cultura es el medio fundamental para salir de la crisis de valores que vive esta sociedad. La poesía puede ser un trampolín para salvarnos del fracaso. También agradecer al jurado públicamente que haya tenido a bien considerar mi obra como ganadora de esta edición.
     
     

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad