Juan Manuel Sánchez: “Me llena saber que lo que escribo llega a quien lo lee”

    Publicidad

    Final publicidad



    Lo suyo ha sido llegar y besar el santo. Acaba de cumplir 26 años y se ha convertido en el primer forneño en conseguir un premio en el Certamen Literario de la Biblioteca Pública de Alhama.


     Este joven que estudió en el CPR La Inmaculada e IES Alhama antes de realizar sus estudios de Biblioteconomía y Documentación en la universidad granadina compagina en la actualidad su preparación de oposiciones con distintos trabajos. También con la escritura, aunque esta faceta era totalmente desconocida por sus paisanos, e incluso amigos más cercanos que han sabido ahora de sus dotes literarias.

    - ¿Cómo conoció la convocatoria de la 50ª edición de este veterano certamen literario?
    - Me enteré del certamen porque tengo agregado a ALHAMA COMUNICACIÓN en mi facebook y lo suelo mirar cada día.

    - ¿Qué fue lo que  más le animó a participar en el mismo?
    - Más que nada fue un impulso, y aproveché para enviar una de las muchas cosas que ya tenía escritas: reflexiones, pequeños relatos, poesía y tengo en mente tratar de escribir algo más serio como una novela corta para la que me van saliendo ideas que voy anotando.

    - ¿De qué va su poema galardonado?
    - "Pensa(y)miento" va, en definitiva, de todas esas cosas que se nos pasan por la cabeza y que nunca llegamos a expresar por miedo a que no nos entiendan o porque son demasiado íntimas. Pero hay que pensar antes de hablar.

    - ¿Qué le supone haber conseguido este galardón?
    - Ha sido una sorpresa ya es que es la primera vez que me presento a un concurso literario. Prometo que estuve a punto de no enviar nada. Pensaba que cualquiera de los participantes sería mucho mejor que yo. Así que el premio me ha llenado de satisfacción, porque aunque la dotación económica es un gran aliciente pues estoy en el paro y preparando oposiciones, lo que de verdad te llena es saber que lo que escribo tiene calidad, que llega a quien lo lee. Sin embargo, todavía no consigo asimilar todas las felicitaciones que estoy recibiendo.

    - Incluso sus amistades más allegadas desconocían su faceta de escritor ¿Desde cuándo lo hace?
    - Llevo varios años escribiendo. Siempre me ha gustado escribir. De pequeño, en el colegio escribíamos textos libres y ni que decir tiene que era mi clase favorita.

    - Generalmente detrás de todo escritor hay un buen lector. ¿Quiénes son sus autores preferidos?
    - No tengo ningún patrón exacto. Básicamente suelo leer todo lo que cae en mis manos: novelas, antologías poéticas, libros de filosofía... Por eso me gustan muchos autores y muy distintos entre sí. En poesía podría decir Benedetti, Neruda, Bécquer o Lope de Vega, y me dejaré alguno en el tintero. En cuanto a novela en castellano Ruiz Zafón o Pérez-Reverte y sobre autores extranjeros Hemingway, James Joyce, Nabokov o J. D. Salinger, pero el que más Bret Easton Ellis.

    - ¿Le animará este premio para presentarse a otros certámenes?
    - Pues visto lo visto, creo que sí me presentaré a más certámenes o concursos. No sólo de poesía, intentaré ampliar a minirrelatos, etc.

         
      PENSA(Y)MIENTO  
     

     

    Me preguntas en qué pienso.


    Pienso en el vacío que siento,
    en el ruido que me impide oír caer la lluvia.


    Pienso en el trasiego de la vida,
    en la tranquilidad de la muerte.

    Pienso en el fluir del río,
    en el frescor del rocío mañanero.


    Pienso en la frialdad del sol,
    y en la calidez de la luna.


    Pienso en lo larga y deprimente que es la vida,
    aunque no quiero dejar pasar ni un instante.


    Pienso que aunque el cementerio está lleno de valientes
    los cobardes también terminan muriendo.

    Pienso en el sexo,
    en cuerpos desnudos de bellísimas musas,
    en deseosos labios de prohibidas ninfas,
    en lascivas miradas de inexistentes hadas.


    Pienso en el pensamiento incesante,
    en el olor inodoro,
    en la diminuta grandeza
    y en la falsa modestia.


    Pienso que todo es pasajero,
    que el amor eterno no existe
    sino que se torna en cariño y compañía.


    Pienso que de nada sirve esforzarse,
    pero que hay que hacerlo alguna vez.


    Pienso en la diversión que me produce el aburrimiento,
    en la tranquilidad que me transmiten los días de tormenta.


    Pienso que se puede ver en la oscuridad
    y en que la luz puede cegar.


    Pienso afirmaciones que acabo por negar,
    al igual que río y lo que me apetece es llorar.


    Pienso en la ira, en el odio,
    en las guerras, en las injusticias
    y en la indiferencia que me suscitan.


    Pienso en el tiempo que corre veloz,
    pienso en el campo, en el cielo, en el polvoriento camino,
    en el mar, en el fuego…

    Pero sobre todo pienso en ti.
    Y tú me vuelves a preguntar "¿en qué piensas?"
    Y yo te respondo: "En nada"

     

    Juan Manuel Sánchez Peregrina

     
         


     

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    -

    Publicidad

    Final publicidad