Los Bermejales; historia de un embalse

    Publicidad

    Final publicidad

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_000.jpg

    El embalse de los Bermejales entró en funcionamiento en 1958, aunque el proyecto de su construcción formaba ya parte del Plan de Obras Hidráulicas del año 1900.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_062.jpg
    Cerrada de Cacín (1930)

     Con la publicación del decreto del 27 de septiembre de 1940 se da comienzo de forma definitiva, tras un cúmulo de incontables vicisitudes y circunstancias, (que habían ido retrasando la realización del proyecto desde 1900), a la construcción del embalse de los Bermejales. Aunque es a partir del decreto reformado de 11 de julio de 1941 cuando realmente la gran obra hidráulica de nuestra comarca alhameña tiene comienzo. En el Decreto de 11 de julio de 1941 se autoriza la ejecución, mediante subasta, de las obras del proyecto reformado del pantano de Los Bermejales. El jefe del estado Francisco Franco autoriza al Ministro de Obras Públicas, Alfonso Peña Boeuf, para la ejecución de las obras, por un presupuesto de cinco millones quinientas veintiséis mil cuatrocientas noventa y seis pesetas con treinta y tres céntimos, abonadas en cuatro anualidades. Los trabajos de construcción del embalse dan comienzo en 1947. En 1944 tiene lugar el replanteo, se apostan ataguías en 1945, en este año también se asegura y afianza el túnel de desvío del río. Las excavaciones para los cimientos de la presa se efectúan entre 1946 y 1948. En octubre de 1948 se realizó el hormigonado del cuerpo de la presa, que quedó completo en septiembre de 1952.El inicio de explotación se produce a partir de 1954. El primer proyecto de esta presa data de 1932, aunque el definitivo es de 1944, redactado por el ingeniero de la confederación Hidrográfica del Guadalquivir José María Sánchez del Corral. La construcción del pantano ya estaba prevista así mismo por el gobierno franquista en el boletín oficial del estado de 25 de abril de 1939, incluido en el segundo grupo de la cuenca del Guadalquivir. El 23 de julio de 1946 jefatura de obras del Pantano de Los Bermejales publica que se vuelve a producir una nueva reforma de la obra. Dicha reforma es aprobada por orden ministerial de 9 de abril de ese mismo año, suponiendo el cuarto proyecto reformado del Pantano de Los Bermejales, en el que se produciría la elevación de la presa en 8,75 metros, para ampliar la capacidad del embalse. Por ello habrá nuevos terrenos inundados, comprendidos entre la anterior línea de máximo embalse, situada a la cota 822,22 metros sobre el nivel del mar, y descrita en el Boletín Oficial de la provincia de Granada» del 25 de marzo de 1930 a la cota 835 metros. Comenzándose la obra en el citado año de 1947. Finalmente, el embalse de los Bermejales entra en funcionamiento en 1958. La empresa que llevó a cabo la construcción de esta obra fue Dragados y Construcciones S.A. Siendo inaugurado por el jefe del estado en ese momento el dictador Francisco Franco, en su visita al pantano del 29 de abril de 1961; “poco después de las once y media de la mañana de ese día, como recogía y publicaba la prensa el día 30 de abril de 1961, acompañado del ministro de la Gobernación Alonso Vega, de Obras Publicas señor Vigon, de agricultura señor Cánovas y el secretario general del movimiento Solís Ruiz”.

     Decreto de 11 de julio de 1941 por el que se autoriza la ejecución, mediante subasta, de las obras del proyecto reformado del Pantano de los Bermejales (Granada). Transcripción: Examinado el expediente instruido por el Ministerio de Obras Públicas para la ejecución de las obras del proyecto reformado del Pantano de los Bermejales (Granada), en cuya tramitación se han cumplido los requisitos exigidos por la legislación vigente en la materia, así como los preceptos del artículo sesenta y siete de la Ley de Administración y Contabilidad de la Hacienda Pública, a propuesta del Ministro de Obras Públicas y previa deliberación del Consejo de Ministros, Dispongo: Artículo único. —Se autoriza al Ministro de Obras Públicas para la ejecución, mediante subasta, de las obras del proyecto reformado del Pantano de los Bermejales (Granada) por su presupuesto de cinco millones quinientas veintiséis mil cuatrocientas noventa y seis pesetas con treinta y tres céntimos, que se abonará en cuatro anualidades. Así lo dispongo por el presente Decreto, dado en Madrid a once de julio de mil novecientos cuarenta y uno.

     No obstante, la intención de construcción del pantano de los Bermejales era una idea que ya venía de tiempo atrás. Como proyecto de obra hidráulica ya figuraba en el Real decreto de 11 de mayo de 1900, (con un presupuesto de 1.900.000 pesetas), dictado por el ministro de Agricultura, Rafael Gasset, e informado por la Inspección de servicios hidráulicos y por el Consejo de Obras Públicas en este sentido. Con este Real Decreto se reorganizaba el Servicio Hidrológico. Se creaban a este fin siete Divisiones de Trabajos hidráulicos con el objetivo de estudiar proyectos de obras en sus respectivas demarcaciones. A partir de los cuales la Dirección General de Obras Públicas, en el plazo de un año, tendría que redactar finalmente el Plan General de Obras hidráulica. Cesado Gasset en octubre de 1900, el Plan pudo ser aprobado, con carácter provisional, por el Real decreto de 25 de abril de 1902 durante el Gobierno de Sagasta, siendo ministro de Agricultura José Canalejas.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_066.jpg

     En lo relativo al embalse de los Bermejales, y la consolidación como proyecto de obra hidráulica en sus inicios, es Julio Quesada de Cañaveral y Piédrola (Conde de Benalúa), Senador por Derecho Propio al ser Grande de España, quien promueve, e insiste en la realización de esta obra. En 1903 el día 5 de julio solicita mediante Proposición de Ley, a la Cámara del Senado, la construcción del pantano del río Cacín. Dicha proposición había sido publicada el 30 de junio, firmaban aquella Proposición de Ley, además del Conde de Benalúa, otros terratenientes de la zona como el Conde Agrela dueño de la casi totalidad de la finca de Trasmulas, Fernando O`Lauwlor, terrateniente también y descendiente del primer administrador del Duque de Wellington, General de brigada y senador por Huesca, Antonio López Muñoz, catedrático del Instituto Cisneros de Madrid y Conde de López Muñoz, senador por Albacete y Enrique Núñez de Prado, senador por la provincia de Córdoba.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_conde_de_benalua.jpg
    Conde de Benalúa

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_063.jpg
     
    Transcripción proyecto de ley 5 de julio de 1903: Proposición del Señor Conde de Benalúa y otros cuatro Sres. Senadores Construcción del pantano del rio Cacín por cuenta del Estado. Al Senado: Los Senadores que suscriben ruegan al Senado se sirva aprobar la siguiente: PROPOSICIÓN DE LEY:

     Art. 1º Dentro de los seis meses siguientes a la publicación de esta ley el Gobierno ordenará la construcción, por cuenta del Estado, del pantano del río Cacín, provincia de Granada.
     Art. 2 ° El Ministro de Agricultura, industria, Comercio y Obras públicas, en el término de cuatro meses, contados también desde la publicación de esta ley, procurará adquirir el compromiso de los terratenientes de poner sus tierras en riego en el plazo de ocho años, y satisfaciendo un canon que se compondrá de los gastos de conservación y de un interés de 2 y medio por 100 del presupuesto de las obras de dicho pantano, repartiéndose en el número de hectáreas que comprenda la zona.
     Art. 3° Antes de terminar el plazo señalado en el art. 2º los terratenientes podrán solicitar del Gobierno que se les encargue de la ejecución de las obras con las ventajas que ofrece la ley de 27 de Julio de 1883, y sin que se les exija el abono del valor del proyecto.

     Para encargarse de la ejecución de las obras los terratenientes habrán de constituirse en comunidad con arreglo a las disposiciones vigentes, Palacio del Senado 30 de junio de 1903. El Conde de Benalúa, el Conde de Agrela, Fernando O`Lauwlor, Antonio López Muñoz., Enrique Núñez de Prado.

     Así mismo aparece con número de orden 69 en el plan general de canales y pantanos en el plan de estudios del servicio hidráulico para el año 1906 para la división del Guadalquivir, como también sigue sucediendo en 1908.

     El mismo senador Julio Quesada de Cañaveral y Piédrola Conde de Benalúa y ya duque de San Pedro de Galatino, en la sesión del Senado de España del 15 de julio de 1910, viendo que su propuesta no logra consolidarse, insiste y pide al ministro de Fomento que se construya ya un pantano en la zona de El Temple, de la vega de Granada, en referencia al de los Bermejales. Después de haber comprado 18.000 fanegas de secano, en esa zona del Temple, en Castillo de Tajarja y el municipio de Chimeneas.

     Transcripción de pregunta y respuesta del conde de Benalúa en la sesión del senado de 15 de julio de 1910 (pregunta): Se trata de una zona llamada El Temple, en la provincia de Granada: El nombre solo de esta zona indica sus condiciones climatológicas, y estos labradores, que ven al lado la riquísima y fértil vega de Granada, natural, es que tengan la aspiración legítima de convertir su zona en otra igual por medio del regadío; siendo yo aquí, como he dicho, no más que el intérprete de las aspiraciones de esos agricultores, cumpliendo con ello un deber. La zona a la que me refiero, enclavada en la vega de Granada, es la única que dentro del plan hidrológico de España tiene un pantano en proyecto, y la provincia de Granada, que ve como en todas las demás provincias, muy legítimamente y sin ninguna clase de celos, se gastan los millones y los recursos del Estado, contribuyendo lo mismo que las otras o tanto como la que más a las cargas del Estado, cree que su aspiración es muy justa. Para el estudio de este pantano se nombró un ingeniero en la época de un Ministro de Fomento anterior, que si no me equivoco fue el señor Besada, y por razones de la administración, de las cuales yo no puedo de ninguna manera culpar a S.S. ni mucho menos, por motivos incluso justificados que se dan en la administración del Ministerio de Fomento se retiró dicho ingeniero, y desde hace. ya año y medio no se ha vuelto a nombrar ninguno. No tengo para que decir al Sr. Ministro de Fomento, lo que aquellos agricultores le agradecerían nombrase nuevo ingeniero .Por mi parte no tengo para que hacer reflexionar sobre este particular, solo diré que entienda que el Estado debe tener mayor interés en aumentar las zonas de regadío que en crear nuevas zonas, porque la educación agrícola del labrador y el capital son más fáciles de ir a emplearse en cultivos intensivos de regadío allí donde ellos mismos lo han visto, que no en zonas nuevas< Estas eran las pequeñas observaciones que tenía que hacer y espero por lo demás que el señor ministro atenderá mi ruego y que la cámara me perdonará el tiempo que la he molestado.

     Respuesta: Coincido en absoluto con las últimas manifestaciones bochas por mi digno amigo el Sr. Duque de San Pedro de Galatiuo. Soy partidario de que se aumenten las zonas de regadlo que existen en España, y prefiero esta labor y este trabajo al de creación do zonas nuevas.

     Precisamente entre los muchos estudios que mal o bien vengo realizando desde que tomé posesión de la cartera de Fomento, al repartir el trabajo en las Divisiones hidrológicas que me han de preparar el estadio definitivo de toda lo que razonablemente puede hacerse en España, sin fantasías de ninguna clase en este interesantísimo ramo da la agricultura, hube de inculcar una y otra vez a los distinguidos ingenieros que de esas materias se ocupan, ese pensamiento que S.S. acaba de exponer en términos claros y precisos, para que fuese preferida toda zona que ya tenía y conocía el regadío, para que así pueda aumentarse la construcción de obras hidráulicas, que en obras nuevas pudiera ser tan útil y conveniente por la ignorancia de las gentes y por la mala preparación de las tierras, etc., etc., porque para regar no solamente se necesita agua, sino que se necesita también gente muy entendida, y además tierras niveladas, y para nivelar tierras se necesita quizás mucho más dinero que para hacer los canales. En este estudio práctico, créame S.S. que iremos, y por mi parte muy honrado, completamente juntos; y respecto del particular a que S.S., ha contraído principalmente su pregunta, he de confesarle que lo ignoro por completo; no conozco absolutamente nada de loa trabajos que hayan podido empezarse a hacer en esa zona del Temple, ni las razones por las cuales esos trabajos se suspendieran. Yo ofrezco llamar al jefe de la Sección, enterarme de todo esto, y como S.S., ha tenido la bondad de dejarme una nota bien clara y precisa, ofrezco contestarle privadamente, si a S.S. le parece más oportuno, que hacerlo en esta forma solemne. El Sr. Duque de San Pedro toma entonces la palabra para dar las más expresivas gracias al Sr. Ministro de Fomento.

    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_064.jpg

     En el documento de Confederación Sindical Hidrográfica del Guadalquivir memoria del ejercicio de 1930 Plan y presupuestos para el ejercicio 1931 encontramos igualmente referencias a la construcción del embalse de Los Bermejales.

     Se han proyectado tramos de aforos en los ríos Guadalquivir (tramo superior), Rumblar, Yeguas, Arenoso, Viar, Ribera de Huelva, Corbones, Genil, Aguas Blancas, Cubillas, Cacín, Velillos y barrancos de Alcázar y AIhorí (Guadiana Menor); e instalación de fluviógrafos en las cuatro estaciones de aforos del Guadalquivir superior, y en la de los ríos Guadiana, Jandulilla, Guadalimar, Guadalbullón, Guadiato, Bembezar, Yeguas, Arenoso, Viar, Ribera de Huelva, Corbones, Cubillas, Velillos y Cacín. (Página 19)

     Zona de Granada-Pantano del Cacín: Anteproyecto suficientemente detallado para servir de base a la información pública (cuyo expediente está en marcha), y para que pueda apreciarse la importancia y conveniencia de la obra. (Página 30)

     Los trabajos llevados a cabo directamente por el Servicio se refieren a levantamiento de los planos parcelarios del vaso del pantano del Tranco, y de los terrenos ocupados por la carretera de acceso a dicha obra. Plano taquimétrico y parcelario de la zona regable del pantano del Viar, dividida en once polígonos. Trabajos de nivelación en los ríos Genil, Aguas Blancas y Cacín, en la zona de Granada (página 54)

     Han sido reconocidos en el actual Ejercicio los ríos Guadiato, Guadiana Menor, Bembezar, Riberas del Viar y de Huelva, Retortillo, Guadalvacarejo, Salado de Morón, Castril, Guardal, Cubillas, Velillos, Cacín y Colomera; de cuyos resultados se ka emitido el correspondiente informe. Se kan girado (página 55)

     Y en la Cuenca del Genil se construirán tramos en los ríos Colomera, Vilanos, Fardes, Guadiana Menor, Guadalentin y tres en el río principal, colocando escalas en todos ellos y fluviógrafos en los ríos Cubillas, Iznajar, Láchar, Cacín y Écija. En toda la Cuenca se procederá a practicar aforos directos con molinete, allí donde el dato tenga valor y sea fácil de obtener. (página 135)

     Se continuarán en ella, los reconocimientos generales en lo que afecta a la zona de Granada, el estudio de las posibilidades de embalse en los ríos Cacín, Velillos, Colomera y Aguas Blancas, que tan decisiva influencia han de ejercer en la mejora del régimen del río Genil, además de permitir la extensión y mejora de regadíos actuales, como los de Albolote y Peligros, ya en estudio y con proyecto parcial ultimado y en vísperas de ejecución, y la extensión en suma del riego intensivo a una zona de 2.000 hectáreas en la Vega alta de Granada, hoy sólo dotada de riegos invernales. (página 144)

     Se prevé la terminación, dentro del actual Ejercicio, de los proyectos del pantano del río Cubillas y del de los Bermejales (río Cacín) y podrá por tanto darse comienzo a su ejecución en el próximo. (página 154)

     En 1933 se construyen algunas viviendas, las ataguías y el túnel de desvío del rio Cacín, y la carretera de servicio que conducía desde la carretera de Ventas de Huelma a Arenas del Rey a la presa. En mayo de 1935 se procedería al revestimiento de los primeros túneles del canal del Cacín, que se harían previamente a la construcción de la presa de los Bermejales El presupuesto estimado en el decreto del 27 de septiembre de 1940 cuando el ministro de obras públicas de la época, Alfonso Peña Boeuf, emite el decreto de ejecución del Pantano de los Bermejales, sería de 3.461.361 de pesetas, y se haría en forma de destajos parciales mediante subasta al mejor postor y bajo la supervisión de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Para el periodo de septiembre a diciembre de ese año se dispuso de 122.539 pesetas con 43 céntimos. La Construcción del embalse de Los Bermejales va irremediablemente ligado y asociado a la del Canal de Cacín. Señalar como curiosidad que la construcción del canal tuvo un costo muy superior a la del pantano, como ejemplo decir que, uno de los cuatro tramos en que se dividió la obra, concretamente el tramo tercero, tuvo un coste de 11.409.534 pesetas y 92 céntimos, a lo que hay que añadir el coste de las acequias que surgían del canal y llevaban el agua al pie de las tierras de cultivo. Otro dato, el presupuesto de la conducción del fluido eléctrico desde la central auxiliar al pie de la presa de los Bermejales hasta los pueblos de Loreto, Fuensanta y Peñuelas costaría 2.544.564,45 pesetas que se abonarían en dos plazos por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

     En el BOE del 7 de enero de 1950 aparece publicada la adjudicación a la empresa Boetticher y Navarro S.A. del concurso del proyecto de suministro y montaje de los elementos metálicos del desagüe del fondo del pantano de Los Bermejales, excluidos rejillas y dispositivos de limpieza, por la cantidad de 2.058.085,05 pesetas. El 11 de julio de 1951 se Adjudica así mismo por la cantidad de pesetas de 1.502.374,43,a «Boetticher y Navarro, Sociedad Anónima» el concurso de Proyectos, suministro y montaje del desagüe regulador de riegos del pantano de Los Bermejales, como había sido aprobado en el decreto de 18 de marzo de 1949 por el que se autoriza el concurso de proyectos, construcción y montaje de los elementos metálicos del desagüe de fondo del pantano de los Bermejales, y con las especificaciones siguientes: “con las prescripciones de que el diámetro del núcleo del vástago de accionamiento de las válvulas compuertas debe ser de 68 milímetros, y de que el esfuerzo de accionamiento a mano de dicha válvula no debe pasar de 20 kilogramos, prescripciones que han sido aceptadas por la Sociedad adjudicataria el 11 de junio último y con las condiciones que rigieron en el concurso”. A pesar de que la finalidad del embalse desdé su inclusión en el plan de obras hidráulicas de 1900 es la de regar las tierras de Moraleda de Zafayona, Láchar, Pinos-Puente, Trasmulas, Cijuela, Chauchina y Chimeneas, pueblos todos de la provincia de Granada, el embalse de los Bermejales cuenta así mismo con un aprovechamiento hidroeléctrico. El 13 de febrero de 1952 se anuncia en BOE el concurso para la explotación del aprovechamiento hidráulico del salto a pie de presa de los Bermejales y tramo subsiguiente del rio Cacín. En 1962 entra en funcionamiento el aprovechamiento hidroeléctrico del Embalse de Los Bermejales. La maquinaria instalada procedía de un aprovechamiento de los ríos Grande (Jayena), Resinera ( Río de La Venta el Vicario o Cacín), Játar y trasvase del rio Alhama. En 1989, se reformó y amplió la instalación de dicha Central con una nueva máquina cuatro veces más potente, la nueva Central de Bermejales, más moderna y productiva se inauguró en 1990. La explotación eléctrica de esta central corre a cargo del Grupo Cuerva, que lo hace desde su inicio con Distribuidora Eléctrica Bermejales.

     Según el rotativo Hoja Oficial del Lunes, número 1298 de fecha 14 de mayo de 1962, a fecha 31 de marzo de 1959 la inversión realizada en el embalse de los Bermejales como coste total de la obra y las derivaciones de su zona regable era de 219.765.489,72 pesetas. Así mismo el no-do NOT- N 957 A “Franco en visita por Andalucía” (Este nodo completo en: http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/not-957/1470437), y otros medios de prensa, informando la noticia de su inauguración, el 29 de abril de 1961, señalan que el coste de construcción del Pantano de los Bermejales ascendió a ciento sesenta millones de pesetas.

    Extracto del NoDo 957A, del 8-mayo-1961

    Extracto del NoDo 957A, del 8-mayo-1961, que recoge el viaje de Franco a Granada y la visita inaugural al pantano de Los Bermejales. (Dura 3 minutos)

    Las imágenes de esta gran obra hidráulica
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_001.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_002.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_003.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_004.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_005.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_006.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_007.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_008.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_009.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_010.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_011.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_012.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_013.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_014.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_015.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_016.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_017.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_018.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_019.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_020.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_021.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_022.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_023.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_024.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_025.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_026.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_027.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_028.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_029.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_030.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_031.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_032.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_033.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_034.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_035.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_036.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_037.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_038.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_039.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_040.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_041.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_042.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_043.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_044.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_045.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_046.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_047.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_048.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_049.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_050.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_051.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_052.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_053.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_054.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_055.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_056.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_057.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_058.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_059.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_060.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_061.jpg
    b_580_900_16777215_10_images_stories_bermejales_construccion_pantano_065.jpg
    Dedicado a Andrés García Maldonado, que tanto me animó a recopilar esta historia. Jesús Pérez.

    Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

    Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

    Publicidad

    Final publicidad

    © 2017 Alhama Comunicación (alhama.com). All Rights Reserved.