Featured

El bonito pueblo andaluz que reta al Imserso con sus aguas termales curativas: son gratis

Las pozas de Alhama de Granada no necesitan comprar entrada para acceder y ofrecen tres manantiales con aguas ricas en sales minerales.

Berta F. Quintanilla (Huffpost)

Alhama de Granada planta cara al Imserso con sus aguas termales completamente gratis. Canva

 El Programa de Termalismo del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) se caracteriza por una amplia oferta en balnearios a un coste muy bajo. Aunque viajar con el organismo dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 supone un coste mínimo para los pensionistas hay opción de rebajarlo aún más. Y esta opción es la de no pagar nada. Esto es posible gracias a las termas naturales con entrada gratuita y aguas medicinales repartidas por toda España, abiertas todo el año y sin necesidad de reserva ni pago de entrada. 

 Una de las más cotizadas se encuentra en Alhama de Granada. Son las conocidas como ‘pozas’ y se encuentran a medio camino entre Málaga y Granada. De hecho, el nombre de la localidad, Alhama, es herencia directa del término al-Hama que significa ‘aguas calientes’. Estas termas naturales son ricas en sales minerales, con beneficios para la artritis, el reúma y el estrés.

 El manantial, punto de encuentro de los jubilados, está rodeado por pinos y un entorno que le convierte en único, con espacios cercanos para poder comer y descansar.

Abiertas todo el año, sin pagar entrada y con agua a 40 grados

Bañistas en una de las piscinas de aguas termales en Alhama de Granada. | Junta de Andalucía

 Los baños termales gratuitos situados en Alhama de Granada están compuestos por tres piscinas. No son muy grandes, pero tienen una atracción especial para las personas mayores, especialmente para aquellas que sufren de problemas dermatológicos o articulares. 

 Todas ellas cuentan con el agua a 40 grados de temperatura durante todo el año. La primera es pequeña, sólo caben tres personas y es la más cálida. La segunda es algo más grande, pudiendo entrar 10 bañistas. La tercera de ellas es la que nutre al río que discurre en el lateral. Tiene el agua más fría por lo que se puede usar para realizar los llamados ‘baños de contraste’ que aparecen en los circuitos de muchos balnearios.

 Los tratamientos de los balnearios tienen un coste. Acceder y disfrutar de estas aguas, no. Ofrecen las mejores prestaciones para los visitantes. Tienen una composición similar a casi todas las que hay en esta zona del sur de España, destacando los minerales como sulfatos, calcio o bicarbonato.

Qué ver y cómo llegar a Alhama de Granada

 Alhama de Granada es un pequeño pueblo con una gran historia. Situado cerca de la capital de la provincia, cuenta con una arquitectura árabe, que le dota de un sello personal. Entre los puntos imprescindibles a visitar se encuentran los baños árabes y las termas, pero también su castillo, la ermita de la Virgen de los Remedios o el convento de Nuestra Señora del Carmen. Entre las zonas naturales donde disfrutar de senderos está el barranco de Alhama o los jardines del visir.

 Desde Madrid, en autobús, Alhama está a casi seis horas y a menos de una de Granada. En coche se tarda un poco menos. Para alojarse, hay opciones muy diferentes, muchos en entornos naturales como el Cortijo de Salia o la Casa Madre Tierra, entre otros.

Origen del artículo publicado por Huffpost el 29-mayo-2024.