A los jameños se les va la “olla”

Imprimir

Publicidad

Final publicidad



Alrededor de tres mil personas participan en la romería de Alhama en la que el ayuntamiento invitó a cocido de garbanzos y vino del terreno.




15-08-2004.-  Parece que fue ayer y, sin embargo, pronto se cumplirán 22 años de la primera vez que como un acto más de la feria de septiembre se iniciaba en Alhama la llamada romería del vino. En los últimos años esta celebración se ha trasladado al segundo domingo de agosto y junto con la degustación de la típica “olla jameña” y vino del terreno se completa la jornada con actividades musicales y exhibiciones ecuestres. Así se festejó ayer en la que, a la participación de 28 carrozas, hay que añadir el excelente ambiente y organización por parte de trabajadores del Ayuntamiento, Policía Local, Protección Civil y Guardia Civil que permitió a los cerca de tres mil visitantes disfrutar de una magnífica jornada festiva.

 En realidad la fiesta se inicia con bastantes horas de antelación –a veces con dos noches  antes- cuando los grupos de jóvenes se organizan para preparar una carroza con la que se trasladarán al paraje al Motor. Saben que a esta juerga anticipada se les añadirá un obsequio en forma de jamón que el ayuntamiento entrega a todas aquellas que cumplan con unos mínimos requisitos: grupo de quince personas, adornos relacionados con la fiesta y música “de la romería”, indicación esta última que no debe estar muy clara pues lo mismo se escucha a los malagueños Koala,  penúltimos ganadores del festival de la canción alhameño que a Camela, Los Caños o Andy y Lucas.

b_580_900_16777215_10_images_stories_romeria_romeria2004_06.gif

12 arrobas de vino

 No obstante, el día D y la hora H comienza a las ocho y media de la mañana  del domingo cuando las carrozas más madrugadoras van concentrándose en la plaza del Rey.  Mientras tanto, a tres kilómetros de distancia, en el lugar de celebración, Antonio “El Guindo” y sus cinco colaboradores, comienzan a encender el fuego donde los 80 kilogramos de garbanzos, junto con el resto de ingredientes (60 kilos de tocino, 4 de tocino añejo, 6 gallinas viejas) se irán cociendo al amor de la lumbre. Imprescindible en opinión del “ollero mayor” que sea en agua de Alhama. Como que la bebida para regarlo sea vino del terreno del que se repartieron 12 arrobas procedentes del lagar de Espejo y de la recién constituida cooperativa vinícola “Sierra Tejeda”. Cuando la misa rociera, celebrada en la puerta de la iglesia, toca su fin, las carrozas y caballería iniciaron un recorrido estrenado el año pasado por las céntricas calles de Alhama antes de enfilar la carretera de Vélez-Málaga, cruce de Játar y aledaños de la presa trasvase a los Bermejales.
 Aquí varios trabajadores del Ayuntamiento, policías locales y miembros de protección civil hacen que los cientos de coches y carrozas aparquen de forma ordenada. Así mismo, un telón colocado entre las hileras de álamos y unas gomas que pulverizan chorritos de agua consiguen aliviar los más de 30 grados de la jornada que estuvo amenizada musicalmente hablando por el coro rociero “Aljaraz”, de Caniles, y el grupo Raíz Electrónica,  jóvenes DJs de Alhama, que ofrecieron un recorrido por diferentes estilos de música. Al medio día se celebró el espectáculo ecuestre “A caballo por bulerías” y, por la tarde, la peña caballista de Alhama celebró una nueva carrera de cintas. Entre los asistentes, la plana mayor del gobierno municipal que no puede ocultar su satisfacción al ver el numerosísimo público congregado y que este año, pese a haberle dado un punto estupendo, hubo “olla para todo el mundo”.



Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

-

Publicidad

Final publicidad