Intervención del alcalde de Alhama con motivo del día de la Constitución en 2010

Imprimir

Publicidad

Final publicidad

b_580_900_16777215_10_images_stories_personas_francisco_escobedo_2010_01.jpg

El pleno institucional del Día de la Constitución 2010 se celebró el viernes, día 3 de diciembre, y reproducimos la única intervención que se realizó, la del alcalde de Alhama, Francisco Escobedo.


Señoras y señores Concejales, señoras y señores:

 Cumpliendo con nuestra cita anual, celebramos este Acto institucional de la Corporación del Excmo. Ayuntamiento de Alhama de Granada para conmemorar el cumpleaños de nuestra Constitución. En el libro de Víctor Márquez Reviriego "Crónicas Parlamentarias", que recoge su labor de cronista parlamentario entre los años 1977 y 1980, se recogen las palabras de un Diputado que, por entonces, afirmó que necesitábamos una Constitución que durara al menos veinte años. Pues bien, esa barrera ha sido ya ampliamente superada y son ya 32 años los que el texto cumple.

 Por otra parte, la Constitución de 1978 ha gozado hasta ahora de buena salud, yo diría que envidiable. No obstante, en los últimos tiempos y desde distintos sectores, se aboga por su reforma. No creo que deba tenerse miedo a ello; está claro que todo es mejorable. Sin embargo, y desde el punto de vista institucional, debemos ser cautos y pensar que cualquier modificación que se plantee debe hacerse desde la reflexión más reposada y el mayor de los consensos. Otra cosa implicaría que cada cambio de gobierno supusiera una modificación constitucional.

 Estas reflexiones pueden parecer más propias de foros distintos, fundamentalmente el Congreso y el Senado, pero la Constitución es de todos y quiero recordar que en nuestra toma de posesión como corporativos y corporativas, y en el momento de prometer o jurar nuestro cargo, lo hacíamos afirmando que cumpliríamos fielmente con nuestras funciones, con lealtad al Rey, y que cumpliríamos y haríamos cumplir la Constitución como norma fundamental del Estado. Es por ello que quiero desde aquí, no sin manifestar mi respeto por otras opiniones, hacer la defensa de nuestro texto constitucional que se ha revelado a lo largo de los años como un factor de concordia, consenso y convivencia.

 La ambigüedad deliberada de la Constitución de 1978, gracias a la que se alcanzó un consenso casi total y un refrendo abrumador del pueblo español, junto a los problemas que acarrea, como el de definición clara del modelo territorial, tiene también sus virtudes. Y no es la menor la de la flexibilidad, que nos ha permitido adaptarnos a situaciones cambiantes, por ejemplo, en nuestra relación con Europa sin que haya sido necesario apenas retocar el texto. Es por ello por lo que hago desde aquí su defensa. Muchas de las modificaciones que se proponen no son, en última instancia, necesarias, y mediante una relectura serena y abierta del texto, muchos problemas que se plantean pueden encontrar solución.

 En todo caso, debemos buscar ese consenso al que me refiero desde la generosidad. Con posturas maximalistas, será imposible. Y que quede claro a todo el mundo que, al menos en mi opinión, esos problemas aparentemente tan graves que algunos plantean no son los problemas de los ciudadanos, que lo que desean en última instancia es vivir y trabajar en paz y progreso.

 Y lo cierto es que consenso debe llevarse a todas las esferas de gobernabilidad, tanto a nivel estatal, como del Estado de las Autonomías, como en el ámbito de las Corporaciones locales. Los principios democráticos de un Estado de Derecho imperan en todos los ámbitos y en todas las instituciones; por consiguiente, el respeto, la convivencia, la concordia y, por qué no, el sentido común y la honorabilidad, en este caso, como gobernantes y representantes del municipio, debe marcarse en todo caso en meta y camino a proseguir día a día en nuestras funciones y responsabilidades.

 Al amparo de la Constitución, en los últimos años se vienen acometiendo las reformas de los Estatutos de Autonomía de nueva generación, donde los ciudadanos ya tienen recogidos derechos de primer orden en el texto estatutario. En esta línea, en el ámbito de la Comunidad Autónoma andaluza, recientemente se ha aprobado por el Parlamento andaluz la Ley 5/2010, de Autonomía Local de Andalucía y la Ley 6/2010, de participación en tributos de la Comunidad Autónoma, que venían siendo una reivindicación de los entes locales de Andalucía. Debe cerrarse el círculo, dentro del marco de entendimiento constitucional, con una nueva Ley estatal de régimen local, que aclare el marco institucional básico de las Entidades locales a nivel estatal. En esta tarea de responsabilidad de definición del marco básico de los gobiernos locales debemos volcarnos todos los gobiernos locales, porque a todos nos afecta.

 En lo que afecta al mundo de la simbología del Municipio y la ciudad de Alhama, por fin, y como en tiempos hiciera la Constitución con los símbolos del Estado, también de manera reciente el Pleno de la Corporación Municipal, con la ayuda inestimable del Hijo Predilecto de esta Ciudad, D. Andrés García Maldonado, ha rescatado la ilusión de dotarnos de un escudo y una bandera que identifique en tiempos de hoy, lo que ha supuesto la importancia histórica del Municipio y la ciudad de Alhama de Granada, orgullo de su población y vecinos. Es una deuda histórica que se tenía con la ciudad.

 Igualmente, deuda histórica era dotar al Municipio de una herramienta de desarrollo social, económico, en clave de sostenibilidad, de la ordenación urbanística, función que vendrá a cubrir nuestro deseado Plan General de Ordenación Urbanística.

 Termino. Señoras y señores Concejales, miembros de la Corporación, son muchos años, los que cumple la Constitución, pero bien llevados. Estoy seguro de que todos tendremos oportunidad de celebrar en los años sucesivos, en respeto de las reglas de juego democrático y los valores de un Estado Social y Democrático de Derecho, que despliega la Constitución en todo orden, más aniversarios de la Carta Magna, sin perjuicio de asumir nuestro papel como cargos públicos representativos que los vecinos y vecinas de Alhama de Granada han tenido a bien encomendarnos. En esa esperanza trabajamos.

(Texto literal, facilitado por el Ayuntamiento de Alhama)




Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

Publicidad

Final publicidad