Otoño en el alma (I)

Imprimir

Publicidad

Final publicidad

b_580_900_16777215_10_images_stories_noticias_2018_espacio_literario_hay_veces.jpg

Hay veces

Hay veces que sentimos un nudo en la garganta,
nos invade la pena sin saber el porqué.
Hay veces que creemos hundirnos sin remedio,
que arenas movedizas sustentan nuestros pies.

Hay veces que la vida pesa como una losa
que cargas a la espalda y no puedes eludir.
Que te ahoga, te aplasta, que te entierra y te anula
y, por más que lo intentas, nunca logras huir.

Hay noches de tormenta, furiosos huracanes,
túneles sin salida y negra oscuridad.
Hay penas sin consuelo, dolor sin esperanza;
hay vida que no es vida, muerte que es libertad.

Y te faltan las fuerzas para seguir luchando,
y decides rendirte y dejarte vencer.
Pero siempre la calma llega tras la tormenta;
después de cada noche, un nuevo amanecer.

Santa Cruz, octubre 2018
Luis Hinojosa D.


Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

Publicidad

Final publicidad