La ruta número 6, por Alfacar, Víznar, El Fargue y la Abadía del Sacro Monte despidió el año senderista 2019

Imprimir

Publicidad

Final publicidad

b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_2019_senderismo_ruta_15122019_01.jpg

Desde el pueblo de los panaderos donde hay más de cuarenta panaderías según nos cuentan, partió esta ruta, y más concretamente desde el paraje de la Fuente Grande , siguiendo el recorrido de la acequia de Ainadamar que ya desde época nazarita surtía a Granada de agua dulce.

 El pasado 15 de diciembre de 2019 fu esta ruta que pasó por las puertas del Parque Federico García Lorca, donde según las crónicas fue fusilado al comienzo de la Guerra Civil Española, luego pasamos por el paraje del Caracolas hacia Víznar en suave descenso.

 Llegados a Víznar mereció la pena parar delante del mirador por encima del polideportivo donde se aprecian unas vistas únicas de Sierra Nevada y la Vega de Granada y más a lo lejos Sierra Elvira Sierra Tejeda, Sierra Gorda y hasta el mismísimo castillo de Moclín se puede apreciar.

b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_2019_senderismo_ruta_15122019_02.jpg

 Salimos del pueblo por un camino vecinal que es vía pecuaria, pasando por encima de la autovía A-92 y siguiendo por este camino siempre en descenso hasta el barrio del Fargue donde se pueden ver las antiguas instalaciones de la Fábrica de Pólvora hoy cerrada.

 Allí pudimos descansar y tomar un bocadillo en el restaurante del Padilla, donde, ya, con las fuerzas restablecidas nos encaminamos hacia la Abadía del Sacro monte.

 La vereda nos metió dentro del bosque que la circunda por su cara norte y llegamos al mirador donde la vista de la ciudad de Granada entre el monte de la Sabika (donde está ubicada la Alhambra a la izquierda y los restos de la muralla ziri a la derecha) nos deja una imagen idílica de viajero romántico con el fondo de la catedral de Granada.

 Una vez descendidos pasamos por el costado del edificio de la Abadía del Sacro Monte, pudimos ver sus tejados destruidos por el incendio fortuito de mediados de los años noventa del siglo pasado cuando se estaba restaurando toda esa parte con la intención de edificar un albergue.

 Por desgracia el proyecto se abandonó. Al bajar a la plaza vimos la nueva restauración de esta ala del edificio, donde se puede visitar previo pago.

b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_2019_senderismo_ruta_15122019_03.jpg

 Se puede acceder al hall y ver el claustro de la abadía. En los balcones vimos ternos de color rojo con la estrella de David judía que es el símbolo de este edificio único por su arquitectura y por su historia allí aparecieron en una caverna los llamados libros plúmbeos que fabricados en plomo son una reliquia venerada por los primeros cristianos se dice que fue el obispo San Cecilio quién los descubrió siendo tan importante dicho hallazgo para la cristiandad de la época que fue nombrado patrón de Granada

 Aquí y bajando por las siete cuestas llagamos al Sacro Monte y más adelante hasta el Paseo de los tristes donde terminamos está ruta final de este año 2019.

 El grupo de guías de nuestro club os desea a todos los socios y socias, así como al equipo directivo una feliz Navidad y un próspero y provechoso año 2020.

b_580_900_16777215_10_images_stories_deportes_2019_senderismo_ruta_15122019_04.jpg

 
 "Me eché a caminar para aprender y conocer, para ver, experimentar y crear, para sentirme vivo, para decir que estoy aquí y tengo algo que decir, tal vez a alguien le sirva de algo.

 Me eché a caminar para descubrirme y reinventarme ,para olvidar, perdonar y enamorarme, para limpiarme, y darme cuenta de que al final y después de todo ,tras tanto reto atravesando bosque ,desiertos y montañas, pasando penurias, cruzando miles de kilómetros a través de países y culturas diferentes, sigo siendo un humano repleto de errores, de dudas y de defectos, que no he alcanzado la iluminación y que, aparte de seguir vivo que no es poco, no se ha obrado ningún milagro en mí.

 Me eché a caminar para darle rienda suelta al espíritu nómada y aventurero que hay en mi interior, para ser el dueño de mi tiempo y vivir sin prisas, saborear cada momento y llegar a los sitios por mi propio pie."

 Nacho Deán, de su libro “Libre y Salvaje, la gran aventura de la vuelta al mundo a pie”.

 

Hasta el año que viene; 2020


Abajo puedes dejar tus comentarios. Gracias por darle al -Me gusta- y compartir este artículo en tus redes sociales:

Envíar por WhatsApp Telegram (sólo móviles)

-

Publicidad

Final publicidad